Le informaron a Marín que el bloque vernista es "un hecho consumado"

El presidente del PJ pampeano, Rubén Marín, salió serio pero decidido a echarle la culpa de las pujas internas a los demás: "No vengan a buscar sangre adonde no la hay", chicaneó a los periodistas ni bien salió de la reunión, como si hubiera sido la prensa la que creó los nuevos contrapuntos en el seno partidario.
Marín bajó un cambio como parte de un nuevo pacto de no agresión entre las facciones en que se divide el PJ.

A tono con esa conciliación, el secretario de Prensa del partido, el vernista Martín Borthiry, informó muy escuetamente que la cumbre del Consejo, ayer, fue "una reunión normal, tranquila".

Por dentro, Borthiry sonreía: el encuentro sirvió simplemente para "informarle" a Marín mediante una nota que los legisladores nacionales del PJ electos el 28 de junio van a hacer lo que Carlos Verna quería, es decir, integrar el bloque "PJ-La Pampa", sin alinearse al kirchnerismo.

Además, se pidió un informe a los delegados departamentales para la próxima reunión, que se realizará el 8 de marzo del año que viene. Y cada secretaría tendrá que presentar un proyecto de trabajo.

"Así de sencillo"

Después del conflicto público que se generó para resolver la identidad de los peronistas pampeanos, ayer la reunión del PJ estuvo un poco más serena y al menos las disidencias y discusiones no saltaron a los medios, como había ocurrido en el encuentro previo.

"Fue una reunión normal, tranquila, se trataron temas de importancia para la organización del partido", dijo Borthiry en su papel de secretario de Prensa.

Aunque ni él ni Convergencia plantearon el asunto, la nota de Verna, María de los Angeles Higonet, Roberto Robledo y Cristina Regazzoli dando cuenta de lo que habían decidido, fue también una mojada de oreja al marinismo, que había presionado hasta último momento para lograr que los representantes de nuestra provincia aparecieran más cerca del Gobierno Nacional.

"Se dio entrada y se notificó la nota de los nuevos legisladores que conformarán el bloque PJ-La Pampa en Diputados y en Senadores", dijo Borthiry como si tal cosa.

- ¿Pero no hubo discusiones respecto de ese tema, después de que hasta se especulara con el hecho de que Marín hasta podía renunciar? -le preguntaron a Borthiry en "Plan B".

- No, no, no, se trató, es un hecho consumado, se dio lectura a la nota de los nuevos legisladores y listo, no hay más para hablar.

- ¿Tampoco hubo alguna disidencia con el tema de las actas que la semana anterior había generado rispideces?

- No, no, el único que tuvo las actas fui yo, que tuve que firmar como presidente del Consejo partidario y ya lo firmé.

- ¿La reunión sirvió para convencer al marinismo del bloque pampeano, o lo aceptaron a regañadientes?

- No, no era ni para convencer ni hubo regañadientes... se dio lectura a la nota y listo, así de sencillo...

Comentá la nota