Informan detalles de la Ley de desarrollo industrial

Se espera su reglamentación en los próximos 60 días. Con esta herramienta legal, desde el Gobierno Provincial, se espera la radicación de industrias en el territorio provincial, generando trabajo y reactivando las economías locales.
El Gobierno Provincial, a través del Ministerio de la Producción, brindó detalles de la reciente Ley sancionada, tendiente a la creación de un Sistema Provincial de Desarrollo y Promoción Industrial.

Al respecto, según se plantea en la norma, se indicó que los objetivos son generar empleo en el área industrial a fin de incentivar la mano de obra santacruceña en todo el territorio de la provincia; propiciar la instalación de nuevas industrias en la provincia y la ampliación de las ya existentes; fomentar el aprovechamiento racional y sustentable de los recursos de la provincia; como así también incentivar la utilización de mejoras tecnológicas y el desarrollo local de las mismas.

Otros de los aspectos que se pretenden alcanzar con esta Ley, son promover la radicación de Parques Industriales, a fin de lograr un adecuado y eficiente desarrollo económico; apoyar la expansión y fortalecimiento de la micro, pequeña y mediana industria; iniciar o incrementar la actividad industrial en las zonas declaradas prioritarias por el Poder Ejecutivo Provincial para su desarrollo; además de desarrollar la actividad industrial en el ámbito provincial, preservando el medio ambiente.

Los sectores que tendrán prioridad, al momento de otorgar los beneficios que desde esta legislación se contemplan, son las industrias derivadas del sector agrícola, ganadero, forestal, minero, hidrocarburífero, energético, pesquero, turístico, construcción y aquellas que el Poder Ejecutivo Provincial declare de interés para el desarrollo económico y social de la provincia y que cumplan con algunas de las siguientes condiciones.

Para esto, los industriales que podrán ser beneficiarios del Sistema, deberán utilizar materia prima, productos semielaborados y recursos naturales originarios de la provincia; permitir la producción de insumos requeridos por las principales actividades económicas de la provincia y/o agregado de valor a materias primas para su posterior comercialización a nivel provincial, nacional o internacional; tener efecto multiplicador en la economía provincial, logrando alcanzar un mayor nivel de ocupación de mano de obra o se radiquen en áreas provinciales declaradas prioritarias en su desarrollo.

Podrán también utilizar procesos tecnológicos y mediante el desarrollo de investigación aplicada, se obtengan productos acordes con las normas internacionales de calidad; impulsar, promover y desarrollar nuevas actividades industriales o consoliden las ya existentes, integrando los procesos de producción con el máximo aprovechamiento de los recursos existentes; además de desarrollar infraestructura turística en zonas de escasa o nula oferta de servicios turísticos o que presten un servicio diferencial o inexistente en la zona.

Las empresas que podrán acogerse a los beneficios de esta Ley, deberán contar con ventas anuales que no excedan el valor equivalente en pesos, de 25.000.000 de módulos, registrados al año anterior, considerados estos sin Impuesto al Valor Agregado (IVA), ni impuestos internos.

En el capítulo de Parques Industriales, se establece la creación del Programa Provincial de Generación y Fortalecimiento de Parques Industriales, señalándose que desde la Dirección Provincial de Infraestructura Productiva, llevará adelante la ejecución y los estudios técnicos, de factibilidad, económicos y de infraestructura, tendientes a la creación de los Parques Industriales.

Sobre los beneficios, de carácter promocional, se establece que consistirán en la devolución de hasta un 40% de la inversión nueva realizada o de la ampliación de las existentes; como así también de las inversiones de obras nuevas en caminos, redes eléctricas, provisión de agua, desagües y otras obras de infraestructura que realicen las empresas vinculadas en el proyecto, que sean de carácter permanente y que redunden en beneficio del bien común, siempre que hubiese sido considerado y aprobado por la provincia en el instrumento legal de promoción, en ambos casos en un plazo que no podrá exceder los 4 años.

También podrán contar con la exención de tributos provinciales existentes o a crearse, por un plazo de hasta 10 años, con opción a 15 años, para las inversiones que se realicen en actividades prioritarias y en forma total o escalonada, según lo que disponga la reglamentación, contados efectivamente a partir de la primera producción efectuada; y el subsidio de hasta un 50%, en los costos de provisión correspondientes a los servicios de suministro eléctrico, agua y cloacas, en un plazo que no podrá exceder los 4 años.

Se otorgarán beneficios por contratación de mano de obra santacruceña, con la figura de aporte provincial no reintegrable, por un plazo que no podrá exceder los 4 años, consistente en el valor equivalente en pesos de hasta 600 módulos mensuales por persona ocupada, en los casos de primera experiencia laboral; el valor equivalente en pesos de hasta 500 módulos mensuales por persona ocupada, en los casos de mano de obra joven 18 a 25 años; y por mano de obra santacruceña, el aporte será el valor equivalente en pesos de hasta 400 módulos mensuales por persona, beneficios que no serán acumulables.

Podrán contar con la transferencia de empleados públicos, a los que el Estado Provincial continuará haciendo sus aportes y contribuciones por un lapso de 4 años, a partir de su incorporación a la empresa inversora; y subsidios de hasta el 49% a la tasa de interés de las líneas crediticias que implemente el Banco Santa Cruz S.A. para las empresas promocionadas, según lo determine el Poder Ejecutivo, mediante el dictado del acto administrativo pertinente.

Además, contar con la cesión de uso de tierras provinciales que resulten necesarias para la radicación de los Parques Industriales provinciales y la radicación de su infraestructura productiva, previa evaluación y autorización del Poder Ejecutivo. En igual sentido de aquellas tierras municipales donde se establecerán dichos Parques Industriales, conforme a los procedimientos y normativa que las regula, en tanto los municipios se adhieran a la presente ley.

Contarán con apoyo y participación estatal en la gestión de exenciones y reducciones impositivas, tarifarias, medidas de promoción o amparo y otras franquicias en el orden nacional o municipal; como así también facilidades para la locación o comodato, de bienes muebles e inmuebles del Estado Provincial, los cuales estarán sujetos a consideración por el Poder Ejecutivo Provincial y autorizados mediante acto fundado; y la asistencia y asesoramiento técnico por parte de los organismos del Estado, tanto en aspecto administrativo como tecnológico y financiero.

Finalmente, podrán contar también con un programa de capacitación técnica de recursos humanos orientados a la industria; y aporte provincial no reintegrable por actividad en puertos santacruceños, por un plazo que no podrá exceder los 4 años, por un valor equivalente en pesos de hasta 600 módulos por contenedor marítimo estandarizado de cuarenta pies, o su equivalente; de materia prima industrializada que efectivamente egrese de la provincia por esta vía.

En todos los casos, los beneficios comenzarán a regir a partir de la primera producción realizada, como así también que la alusión a la denominación "módulo", se refiere al equivalente al precio del litro de gas oil en boca de expendio Automóvil Club Argentino, sede Río Gallegos.

Se dejó establecido a su vez que, tratándose de zonas y/o actividades previamente declaradas prioritarias, los plazos de los beneficios establecidos en el artículo precedente podrán ser ampliados a consideración del Poder Ejecutivo Provincial, previa autorización del Poder Legislativo.

Respecto de los beneficiarios podrán ser las personas físicas con domicilio en el territorio provincial, renunciando expresamente a otra jurisdicción, a todos los efectos derivados del presente ordenamiento; las personas de existencia ideal, privadas o públicas, constituidas o habilitadas para operar en el país, conforme a las leyes argentinas y con domicilio legal en territorio nacional; requiriéndose necesariamente un domicilio especial en la provincia, a los efectos del cumplimiento de la presente ley; y los inversores extranjeros, que constituyan domicilio legal en la Provincia.

Otros de los aspectos tenidos en cuenta en la norma, señala que el Ministerio de la Producción, como Autoridad de Aplicación, no otorgará la promoción cuando afecte la industria ya instalada o en proceso de instalación o cuando provoque asimetrías sectoriales; como así también que se elevará trimestralmente a la Cámara de Diputados el informe relacionado con el Sistema Provincial de Promoción y Desarrollo Industrial, identificación de los proyectos presentados, proyectos aprobados, titulares de los mismos y montos.

Finalmente, se invita las municipalidades a adherir al régimen de la presente ley, a través de convenios celebrados entre la autoridad de aplicación y los Municipios, ad referéndum del Concejo Deliberante, mediante la incorporación a sus ordenanzas de las normas pertinentes, obligándose a eximir a las industrias beneficiadas instaladas en su jurisdicción de tasas, contribuciones e impuestos que se consideren oportunos y otros.

Comentá la nota