Por la Influenza "A" La situación sigue estable, el municipio toma nuevas medidas

Durante el mediodía de ayer, el secretario de Gobierno Aldo Morino, anunció la nueva determinación que tomó el Departamento Ejecutivo a través del Decreto 321, el cual brinda un marco restrictivo en todos los lugares donde concurra mucha gente. Es así que los sitios que permanecían cerrados podrán abrir; pero cumplimentando ciertas normas.
Tal como habíamos adelantado en la edición de ayer, el lunes se reunió el Comité de Crisis del Municipio, el cual se conformó para hacer frente a la expansión de la Gripe "A" en nuestra ciudad. Es así que en base a los datos que éste brindó al Ejecutivo, con la información que se obtuvo a través del Hospital "Virgen del Carmen", de las clínicas privadas y de las salas periféricas de atención primaria de la Salud, de que ha disminuido considerablemente el número de consultas, el Comité asesoró al municipio de que podía empezar a tomar medidas menos restrictivas en cuanto a la actividad comercial en los locales públicos respecto a la concentración masiva de personas.

Esta medida fue anunciada durante el mediodía de ayer en el despacho de Aldo Morino, por el mismo secretario de Gobierno quien dijo que "en función de estos elementos (baja del número de consultas) y de lo que evaluó el Comité de Crisis hemos determinado un decreto que lleva el número 321 donde se da un marco restrictivo a las actividades que impliquen la concentración masiva de personas. Es decir que pasamos de una prohibición a una zona intermedia, donde estamos exigiendo que se cumpla el tema de respetar el factor ocupacional de cada local en función a los metros cuadrados que tiene, que se tomen las medidas sanitarias correspondientes tales como la utilización de guantes para los empleados, el alcohol en gel, entre otras medidas preventivas que recomendó la comuna en su momento".

Controles

El secretario de Gobierno informó que este decreto contempla que el personal de Inspección General sea el encargado de controlar los comercios, y agregó que "la sanción prevista ante el incumplimiento, puede llegar a una clausura preventiva", aseguró el funcionario.

Etapa intermedia

"Estamos pasando una etapa intermedia con lo cual va a tener vigencia hasta la cero del sábado, y el Comité de Crisis se estará reuniendo el viernes por la mañana para evaluar cómo sigue la situación con respecto a esta pandemia. Allí se estudiará si en ese momento se va a levantar eventualmente la restricción o seguir prorrogando este decreto restrictivo en cuanto a la precaución que se debe tomar con la concentración masiva de personas".

A los comerciantes

"Aprovecho para agradecer a los comerciantes que han colaborado ante esta medida. Por eso creo que esto es importante y el municipio ha tenido presente todo el interés de ese sector de gente que no prestó ningún tipo de tareas y por eso mismo queremos pasar a esta etapa intermedia para que se les permita volver a abrir sus puertas al trabajo, que es su fuente de ingreso".

Es una responsabilidad de todos

El funcionario municipal señaló que "estamos apelando a la responsabilidad empresarial de todos los comerciantes. Sabemos que hay un factor ocupacional que es una persona por metro cuadrado del local, de manera que el Comité de Crisis estima que respetando este factor -como se debe respetar- los riesgos son menores que haciendo lo contrario o sea concentrar masivamente y haciendo un ingreso indiscriminado al local".

También recalcó que "apelamos a la responsabilidad de los vecinos y del comerciante. Este es un problema que no es de la Municipalidad, hay que tener una visión por encima de toda esta situación de cómo se dividen todas las responsabilidades y creo que es problema de todos".

"Al municipio no le es grato tomar medidas restrictivas o medidas extremas como el cierre de locales".

Para finalizar destacó que "la responsabilidad es compartida por toda la sociedad, donde tienen que intervenir comerciantes, vecinos, y el municipio haciendo los controles que corresponde".

Siguen trabajando

Norberto Santana, director de Salud Primaria de la Municipalidad, en diálogo con EL DEBATE señaló que "hay que ser muy cauto. Si bien la situación de Zárate es muy alentadora como en algunas otras partes del país, también sabemos que esto aún no terminó, o sea hoy por hoy, nosotros tenemos una disminución muy importante en lo que es la cantidad de consultas las cuales han bajado a menos de la mitad, como así también la cantidad de internados". "Nosotros veníamos teniendo quince internados diarios y hoy llegamos a siete. Esto es muy alentador".

También manifestó que "por un lado es alentador porque ojalá que esto siga así; pero sabemos que no se terminó que puede haber otro pico en algún determinado momento, y seguimos estando preparados y trabajando con la misma intensidad que lo veníamos haciendo".

"Creo que hubo una distorsión en algunas cosas de la gente que opinaba y no sabía; pero a veces también lo hacían por miedo a no tomar la predisposición, y en otras cosas, la diferencia de la cautela o no de los médicos, también tuvo que ver con una mala información".

"Lo que sí vimos es que el sector público la tenía muy clara a la situación; en los centros privados no lo fue tanto pero después se fueron acoplando", y finalizó diciendo que "en otras partes del país también ocurrió lo mismo, aunque hubo serios problemas en otros lugares, lo cual en nuestra ciudad no sucedió".

Comentá la nota