Por la influenza, economistas hablan de recesión para el 2009

Dicen que por la expansión de la nueva gripe en el país podría haber una caída en el PBI del 0,3 por ciento. De todas formas, aclaran que habrá que esperar para ver cuál es el impacto
En medio de la crisis sanitaria que vive la Argentina por la influenza A, los economistas y bancos de inversión internacionales ya están observando como puede repercutir esta situación en el país y sus diagnósticos no son de lo más alentadores: hablan de recesión.

Este es el caso de Miguel Bein, un ex funcionario que había pronosticado para este año un crecimiento nulo (0 por ciento) o una caída del PBI del 1,5 por ciento. Sin embargo, producto de la antes llamada "gripe porcina", a estos números hay que sumarles una baja del 0,3 por ciento.

"Si la Argentina recupera crédito internacional, va hacia la normalización financiera y frena la salida de capitales, la economía se perfilaba con crecimiento nulo o de 0%. Pero ahora hay que suponer un declive adicional, por la gripe A, del 0,3%", explicó.

En el mismo sentido se expresaron desde el HSBC, que indicó que la baja del PBI para este año podría ser del 3%, tras la expansión de la influenza en la Argentina, cuando antes hablaba de una contracción del 2,2 por ciento.

Ramiro Blázquez, quien trabaja con Javier Finkman, economista jefe del HSBC en la Argentina, dijo que, sólo por la gripe, "el rango de disminución de la economía sería de entre 0,3% y 0,9% del PBI. Si nos ubicamos en el punto medio de las estimaciones, pensamos en 0,5% del PBI". De todas formas, añadió que si el turismo desciende un 40% el PBI podría bajar hasta un 0,9 por ciento.

Por su parte, el economista y especialista en economía industrial Dante Sica apuntó que "el primer semestre fue muy complicado, con un panorama de 2% de recesión para fin de año. La gripe A tendrá un costo adicional, pero hay que ver cuánto dura para tener una dimensión del impacto".

"Es complicado saber cuál será el impacto final de la situación actual, porque se desconoce su duración. Igual hay incertidumbre sobre la política económica en general. Tendremos que esperar 60 días para ver el rumbo", concluyó, según publicó el diario Clarín.

Comentá la nota