Influenza A: bajan los casos en la Ciudad y la Provincia, pero suben en el interior del país

Influenza A: bajan los casos en la Ciudad y la Provincia, pero suben en el interior del país
Los mayores contagios se dan en Córdoba, Mendoza y Santa Fe. Ante esto, el ministro de Salud de la Nación explicó que "crecen los casos en el interior porque la pandemia llegó allí después de haber afectado al área metropolitana". A su vez, opinó que "debemos ser muy prudentes porque no se sabe cómo será la curva de evolución del virus"
Los casos de influenza A bajaron en la ciudad de Buenos Aires y en la Provincia, señalaron las autoridades de ambos distritos, quienes afirmaron que las consultas e internaciones han disminuido. Sin embargo, en contraposición, en el interior del país hay picos de demanda de atención, sobre todo en Córdoba, Mendoza y Santa Fe.

Pero esto no es todo. Mientras que en la última semana se produjeron ocho fallecimientos por la nueva gripe en la Capital y en territorio bonaerense, en el resto de la Argentina hubo 24 muertes.

De hecho, la viceministra de Salud de Santa Fe, Débora Ferrandini, indicó que desde el sábado se duplicó la cantidad de personas afectadas por el virus y la cantidad de enfermos llegó a los 18.300. Mientras tanto, en Mendoza también se duplicó el número de enfermos e internados.

Además, en el Hospital Rawson de Córdoba se atiende, en promedio, un total de 350 personas por día por estos casos, dijo el director del centro asistencial, Hugo Roland, y en La Pampa se registra un pico de demanda de atención en las guardias.

Por su parte, en lo que corresponde a la provincia de Buenos Aires, los funcionarios aseguraron que "las consultas ambulatorias bajaron entre 30% y 40% y las internaciones entre 20% a 25 por ciento".

En la Ciudad, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, dijo hace unos días que "en los hospitales está bajando el nivel de demanda y consulta; estamos mejor que hace una semana".

Carlos Chiarelli, asesor médico de la Cámara de Emergencias Médicas de la Capital, coincidió con lo expuesto y apuntó que la demanda de atención domiciliaria de pacientes de obras sociales y prepagas descendió.

De todas formas, el subdirector del Hospital Piñero, Jorge De Luca, dijo que la disminución de casos "no nos tranquiliza: históricamente julio y agosto son meses de picos en la atención de enfermedades respiratorias".

Ante esto, el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, explicó que "crecen los casos en el interior porque la pandemia llegó allí después de haber afectado al área metropolitana".

Además, apuntó que "si bien bajaron las consultas e internaciones en Capital y GBA, debemos ser muy prudentes porque aún no se sabe cómo será la curva de evolución del virus", publicó el diario Clarín.

Comentá la nota