La inflación vuelve a reactivarse en el comercio, pese al parate

En la mitad de los negocios se incrementaron los valores de los productos. Por su parte, el 67% de las empresas constructoras aseguró que los precios también subieron. En servicios, el 40% admitió subas.
Pese al freno que la mayoría de los sectores económicos está viviendo desde el año pasado, la inflación se resiste a detener su marcha. De acuerdo a un estudio realizado por la Fundación Ege, la mitad de los comerciantes admitió que los precios de sus productos se incrementaron, al igual que el 67% de las empresas constructoras y el 40% de las enroladas en el sector servicios. Por su parte, la industria volvió a ser la excepción con apenas un 15% de los empresarios que dijo haber tenido subas.

Para el caso del comercio, el incremento está relacionado al comienzo lectivo del año 2009, donde hay una fuerte demanda de indumentaria, como guardapolvos, conjuntos deportivos, zapatillas, y también de útiles escolares.

Por otro lado, también empujó el indicador hacia arriba el alza de precios de los alimentos, destacándose los aumentos en panadería, lácteos y carnes.

"Al interior del sector, se observa que casi la mitad de los empresarios locales y de la región han incrementado sus precios de venta. Mientras que la otra mitad los mantuvo sin cambios. La cantidad de empresarios del sector que bajó sus precios es casi insignificante.

Para los próximos meses se espera que el indicador continúe aumentando debido al cambio de temporada, fundamentalmente", destaca el informe de Ege.

Por su parte, en la construcción, en los últimos seis meses el sector se comporta de manera muy similar al Indicador de Precios Generales, por lo cual se desprende que está fuertemente ligado a la trayectoria que sigue la economía local. En este mes, el 67,0% de los empresarios del sector de la construcción manifestaron aumentos en sus precios. Mientras que ninguno de ellos reconoció bajas.

"Las expectativas de este sector están asociadas al rumbo que tome la actividad económica luego de las elecciones del 28 de junio, ya que si continúa la desaceleración en la economía es probable que este sector continúe presentando signos de desaceleración, a pesar de que en el mes de análisis se registró un IPS del 1,0%", remarca el informe.

La industria, en tanto, se ubicó por debajo del incremento promedio de los precios de toda la actividad. Y es el sector con el IPS más bajo desde septiembre de 2008.

Marcando una notoria tendencia descendente en sus precios. En el mes de marzo el sector Industrial se ubicó por segundo mes consecutivo sin variación (0,0%).

"Esto lo refleja el hecho de que la mayoría de los empresarios de la industria conservó sus precios (sin cambios), a causa de la baja presión inflacionaria que no les permite trasladar la variación de costos a sus precios de venta. El freno en la actividad desde fines de 2008 afectó específicamente este sector, desde el punto de vista del alza de precios. Es posible que en los próximos meses esta situación continúe debido a la gran desaceleración que presenta la industria local y regional, que desde hace ya un par de meses viene sufriendo", explica el informe.

Por último, el sector servicios es el que más se ha alejado de la variación promedio de los precios de toda la economía regional desde septiembre de 2008, cuando el Indicador de precios mensual del resto de los sectores comenzó a descender.

En marzo el IPS del sector se ubicó en 2,0%, casi el doble del nivel registrado en el mes de febrero, e igual al nivel de enero pasado. Superando ampliamente al IPS de toda la actividad económica, que registró una variación de 0,8%, ya que el 40,0% de los empresarios de este sector presentó aumentos en sus precios.

"Todo parece indicar que los servicios son el principal motor de la inflación y, en este sentido, en marzo hubo subas importantes en los precios de educación y salud, a lo que se sumó el efecto dólar, que tarde o temprano termina afectando a los precios de determinados bienes. Otro factor que influye en el elevado nivel de este indicador respecto al del resto de los sectores es haber mantenido las tarifas congeladas por tanto tiempo, e iniciar un proceso tan brusco de actualización y reajuste", concluye Ege.

Así lo ven los responsables del estudio

"El año comenzó relativamente tranquilo en materia inflacionaria, pero en el mes de marzo, con el comienzo del ciclo lectivo 2009, se pudo registrar un movimiento de precios importante en el sector comercial, no así en los sectores de industria y construcción, que vienen muy frenados. La industria fundamentalmente por la poca

presión de la demanda y la construcción por la menor liquidez que ya se hacía notoria desde mediados del año pasado. Por su parte, el sector servicios continua con tendencia alcista aunque podría decirse que a un ritmo menor. Para los meses siguientes se esperan alzas o mantenimiento de sus valores", dice Ege.

Comentá la nota