La inflación en Santa Fe marcó un 0,8%

El Índice de Precios al Consumidor para la provincia se desaceleró en relación al mes de agosto, que había registrado un alza del 1,5 %. Los principales incrementos se dieron en los rubros alimentos y bebidas. Seguidos por educación, transporte y comunicaciones.
En esta oportunidad, la medición provincial también se asemejó a la cifra registrada a nivel nacional por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), que relevó un aumento de 0,7 por ciento, un número más que cuestionado desde la intervención de Guillermo Moreno en el organismo estadístico nacional.

No obstante, se prevé que esta desaceleración no se repita en octubre porque durante este mes se efectúo un aumento en el servicio de electricidad en todo el territorio santafesino y esto impactará en el IPC como así también podría manifestarse en la medición el recambio de temporada en la indumentaria que llegó con nuevos precios.

Según los datos del Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec) la suba de los precios en Santa Fe estuvo motorizada por el rubro alimentos con un alza de 1,2 por ciento, seguida por educación con un 0,9 por ciento y transporte y comunicaciones un 0,7 por ciento.

Más atrás quedaron los aumentos en la atención médica y gastos para la salud y equipamiento y mantenimiento del hogar (0,6 por ciento), indumentaria y vivienda y servicios básicos (0,5 por ciento) y esparcimiento (0,2 por ciento).

El aumento en alimentos estuvo liderado por el tomate con un incremento del 26,3 por ciento, seguido por el zapallitos (13,6 por ciento) y la batata (9,8 por ciento), preciso el organismo estadístico santafesino.

Desde diciembre del año pasado este rubro acumuló una suba de 14,5 por ciento, informó el Ipec.

El IPC de la provincia de Santa Fe marcó un alza de 0,8 por ciento en enero, 0,3 por ciento en febrero, 1,6 por ciento en marzo, 1,7 por ciento en abril, 0,6 por ciento en mayo, 0,4 por ciento en junio, 0,8 por ciento en julio, 1,5 por ciento en agosto y 0,8 por ciento en septiembre.

La ciudad. En Rosario, por su parte, también se registró como a nivel provincial una suba del IPC de 0,8 por ciento.

En este caso, los principales incrementos se dieron de la mano de alimentos y bebidas (1,2 por ciento), educación (1,1 por ciento) y atención médica y gastos para la salud (0,7 por ciento).

Sobre la suba en alimentos, las alzas más marcadas fueron el tomate y la manzana deliciosa, mientras que se registraron bajas en lechuga y acelga, según relevó el instituto estadístico provincial.

Comentá la nota