La inflación real está en el interior

Las provincias cerraron 2009 con índices de inflación muy superiores a los marcados por el INDEC. Mientras el organismo estadístico nacional fijó en 7,7% la suba de precios para todo el año pasado, San Luis cerró con un alza de 18,5% y Santa Fe, de 13,5 por ciento. Mientras que en Mendoza, donde se resolvió este año arrancar con mediciones propias, datos oficiales marcaron una suba de 9,2% contra los de una consultora privada, que estimó 14,25 por ciento.
Los números de diciembre no escaparon a la misma lógica: mientras el INDEC estableció la inflación del período en 0,9%, en San Luis el índice de precios creció 3,2% y en Santa Fe, 2,2 por ciento. Se trata de dos provincias que mantuvieron su metodología de medición sin cambios a pesar de las modificaciones que introdujo el INDEC a partir de enero de 2007, al mismo tiempo que el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, encabezó la intervención del organismo.

En el caso de Mendoza, la consultora Evaluecon calculó en 14,24 la suba de los precios. La provincia resolvió este año abandonar la metodología homologada con el INDEC y realizar sus propios cálculos estadísticos.

Marcela Almeida, ex coordinadora del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del INDEC, desplazada por la intervención oficial, dijo a este diario que los números de 2009 "reflejan lo mismo que hace tres años, es decir que sigue habiendo manipulación de los datos estadísticos".

Comentá la nota