La inflación en las provincias, mucho más alta que la oficial

La inflación en el interior del país, que miden los Institutos oficiales, sigue mostrando importantes diferencias con la del INDEC.
Así en abril, en Santa Fe los precios subieron el 1,7% y en San Luís el 1,8%, dos provincias donde las Direcciones de estadísticas relevan los precios con los criterios que aplicaba el INDEC antes de intervenir el área del IPC.

Estas cifras superan los cálculos de las consultoras privadas que estimaron en promedio una suba del 1,2% para la Capital y el Gran Buenos Aires.

En cambio, el mes pasado para el INDEC los precios aumentaron apenas el 0,3%. La brecha es de más de 5 veces.

Las diferencias en los primeros 4 meses rondan entre 2 y 3 veces. En San Luis acumula el 5,4%, en Santa Fe el 4,6% y en Capital y GBA el 1,9%.

Parte de estas diferencias pueden deberse al distinto impacto que está teniendo la crisis sobre los consumos provinciales, pero lo central siguen siendo las sospechas sobre la forma de calcular los índices, que así acumulan desde enero de 2007 (cuando comenzó la manipulación de las cifras y de los procedimientos) una diferencia de 40 puntos.

Con las mediciones provinciales, la inflación anual ronda el 15%, 3 veces superior a la que informa el INDEC.

Lo más saliente de esto es que la suba de precios se está dando ahora (a diferencia de lo que ocurrió hasta 2008) en medio de un proceso de desaceleración fuerte de la actividad económica.

Por eso se habla con más insistencia de un escenario de estancamiento con inflación (estanflación).

Lejos de ello, las autoridades y el INDEC publican semana a semana cifras (actividad, precios) totalmente opuestas a las mediciones privadas.

Por eso se descuenta que la inflación de mayo, oficial, volverá a dar unas pocas décimas arriba del 0 por ciento.

Comentá la nota