Con la inflación oficial de enero se hace más atractivo entrar al canje de deuda

El Indec informará entre 0,5% y 0,6%. Pero la real, cerca del 2%. Inversores no quieren quedarse con deuda atada a los arbitrios del Indec. Un día después lanzan el canje externo
Casualidad o no, el Gobierno tiene previsto lanzar formalmente el tramo internacional del canje de préstamos garantizados 24 horas después que el Indec divulgue la inflación de enero. Mañana se anunciará que los precios minoristas el mes pasado treparon apenas 0,5%. A lo sumo 0,6%. Pese a que el incremento que estiman la mayoría de las consultoras privadas se ubica entre 1,5% y 2%.

Para algunos esto será una clara señal de los Kirchner a los inversores que todavía dudan de participar del canje de deuda que arranca el jueves. Sucede que los préstamos garantizados que el Gobierno quiere retirar de la calle ajustan precisamente por la cuestionada inflación del Indec. Ergo, mientras más se subestime el incremento del costo de vida menos atractivo es quedarse con estos papeles.

“A los inversores y el Gobierno no los une el amor, sino el espanto. El miércoles va a salir una inflación muy baja y ahí ya nadie va a querer los préstamos garantizados”, razonaba ayer un veterano operador del mercado.

Lograr una alta adhesión en el tramo internacional del canje no será tan sencillo como en el ámbito local, donde ingresaron prácticamente el 100% de los inversores. Ahora el Gobierno apunta a una adhesión en torno al 50%.

“Un tramo internacional es algo diferente. Tener, un nivel de aceptación del 100% como en el tramo local sería un resultado muy optimista”, indicó una fuente oficial. “Esta es una operación mucho más compleja y por eso aguardamos que el nivel de aceptación se encuentre entre el 40 y el 50%”, dijo el informante.

El total de préstamos garantizados que hay en el exterior ronda los u$s 2.300 millones. Si se logra canjear el 50% se despejarían vencimientos por otros u$s 1.150 millones en los próximos tres años.

Según los privados, la in

flación real de enero fue una de las más altas en los últimos años. Se acumularon incrementos en las tarifas del transporte público y la luz. También se registró una suba en el precio de las frutas y verduras por efecto de la sequía, y la incidencia estacional de las vacaciones sobre el rubro turismo.

Si bien desde hace dos años la inflación del Indec difiere de la que estiman los privados, en pocos meses se registró una diferencia de cálculos tan amplia como en enero.

El Gobierno lanzará el jueves el tramo internacional del canje. Es la oportunidad para los inversores de deshacerse de un título que ajusta por la inflación oficial y pasar a un bono que ata su rendimiento a la Badlar, la tasa que releva el Banco Central para depósitos a plazo fijo de más de un millón de pesos. Se trata de un indicador más creíble para el mercado.

A cambio de los préstamos garantizados, el Gobierno le dará a los inversores del exterior un título denominado Bonar 2014. El mismo que entregó a los acreedores locales. Es un bono en pesos a cinco años de plazo y que tiene una tasa fija del 15,40% durante el primer año. Luego ajusta por la citada tasa Badlar más un plus de 2,75 puntos porcentuales.

Comentá la nota