Inflación fue del 1% en junio para ejecutivos (se frena)

La inflación de junio fue del 1%, según la evolución de la Canasta Profesional Ejecutivo (CPE) de la Universidad del CEMA, que destaca la desaceleración que se mantiene desde abril.
El estudio, que evalúa el costo de una canasta de consumo para el grupo familiar de un profesional ejecutivo residente en el Gran Buenos Aires, registró en junio un gasto mensual de $ 14.670, lo que muestra un aumento del 17,6% respecto de junio de 2008 y una caída del 1,3% en relación con mayo pasado y del 2,7% frente a abril.

«La moderación del ritmo inflacionario es consistente con la desaceleración de la actividad económica que ahora se agrava por el efecto adicional contractivo de la nueva epidemia de gripe», explica el informe. «Los datos de junio indican que, si bien no hubo la alta variabilidad característica de los meses previos, los rubros que han registrado mayor incremento mensual son Vivienda y Esparcimiento», agrega.

Por otra parte, la mayor estabilidad se registró en Educación, Transporte y Atención Médica, mientras que a nivel de variación anual, el rubro Educación encabeza los aumentos con un 31,4%, seguido por Vivienda, con un 28,4%, y Atención Médica, con un 25,1%.

El estudio firmado por Carlos Rodríguez señala que es muy difícil calcular la evolución a corto plazo de la inflación ya que, por una parte, podría aumentar por subas puntuales que habían sido postergadas por las elecciones. Asimismo, la recesión agravada por parálisis que ocasionó la epidemia de gripe A contribuye a reducir las presiones inflacionarias. «En el mediano plazo, las proyecciones inflacionarias no son buenas en vista de la frágil situación fiscal del Gobierno, que adicionalmente se encuentra políticamente debilitado», señala el informe. Y agrega que «un gobierno débil política y fiscalmente, sumado a un proceso recesivo y gremios combativos, son los ingredientes básicos para la generación de la llamada 'stagflación' (estancamiento con inflación)».

Comentá la nota