Por la inflación, ya no se hacen planes de compras a largo plazo.

Los economistas no dejan lugar a dudas: las subas de tarifas y la inflación hacen que las familias destinen menos dinero al consumo y así se ahoga el motor con el que despegó la economía, tras la crisis de 2002.
La inflación para la clase media es de un 15%, de acuerdo a la canasta que construye Ecolatina. Pero uno de los rubros que más aumentarán será el del mantenimiento del hogar. Rodrigo Alvarez, economista de esa consultora, estima que por la suba de tarifas los gastos para mantener la casa se incrementarán en promedio 2% por mes hasta fin de año.

En la consultora LCG, que conduce Martín Lousteau, estiman que el consumo privado sufrirá una caída equivalente a 3,6% del PBI en el segundo trimestre de este año y se profundizará a 4,2% en el tercero.

"Es llamativa la similitud de la magnitud de caída de los componentes del PBI por el lado de la demanda, al compararse con lo sucedido en 1995 con la crisis del Tequila. En esa ocasión la recesión duró sólo tres trimestres y se retomó rápidamente el fuerte crecimiento", explicó Gastón Rossi, economista de LCG.

Advirtió que obviamente los orígenes de las crisis y la "foto" de la macroeconomía argentina son completamente distintos, "pero en aquella ocasión, producto de un shock de expectativas (acuerdo con el FMI, el compromiso de mantener la convertibilidad, suba de precios de commodities, etc.) se rebotó muy fuerte. Dudo mucho que esto se repita en esta ocasión", indicó.

Las expectativas siguen bajas. Susana Nuti, directora de la Fundación Mercado, explicó que los índices de Confianza de las Familias para Argentina tuvieron en el segundo semestre una caída ininterrumpida, que se hizo aun más notoria en los niveles de ingresos medios y bajos. La disminución se produjo tanto en la medida en que las familias evalúan su situación actual, como en las perspectivas económicas que se han visto deterioradas por la incertidumbre. Esto impacta en las posibilidades de ahorro y consumo.

"Los planes de compra de las familias de ingresos medios han tenido una trayectoria descendente en el último semestre, donde lo único que experimentó una muy leve suba han sido los planes de construcción", dijo la especialista.

Comentá la nota