La inflación de este mes sería la más baja en cinco años

Cuando restan tres días hábiles para terminar el año, la inflación de diciembre apunta a ser la más baja en los últimos cinco años. Habría que remontarse a 2003 –cuando la economía argentina todavía estaba saliendo de la profunda crisis que se desató a fines de 2001– para encontrar un cierre de año con menor incremento en los precios.
En las últimas horas trascendió que el dato provisorio que manejan en el cuestionado Indec se ubica en torno al 0,6% para este mes. Las consultoras privadas, por su parte, creen que es algo superior, pero de todas formas por debajo del 1% y coinciden en que los precios se desaceleraron significativamente en los últimos 90 días.

Diciembre suele mostrar uno de los aumentos más altos de cada año, debido a la estacionalidad propia de este periodo vinculada a la fiestas de fin de año y el incremento en los costos del sector turismo, entre otros aspectos. Por eso, el hecho de que esta vez la inflación muestre una moderada suba es interpretado por los analistas como un claro síntoma del enfriamiento en el nivel de actividad de la economía. En rigor, el dato de diciembre vendrá a confirmar la marcada desaceleración que se observa en la inflación en el último trimestre del año.

En octubre la inflación fue del 0,4% y en noviembre de 0,3%. Con el dato de este mes, el promedio trimestral se ubicará en torno al 0,4%. Habría que remontarse al cuatro trimestre de 2003 para hallar un periodo con incrementos minoristas similares.

Enfriamiento

No sólo el enfriamiento de la economía operó como barrera de contención sobre los precios. También jugó en el mismo sentido la política monetaria contractiva que aplicó el BCRA, sobre todo en la primera mitad del mes (al vender dólares y absorber pesos de la plaza financiera), y la caída en el precio internacional de los principales commodities agropecuarios que exporta el país, como la soja.

La consultora Equis, que dirige Artemio López, estimó que en las primeras tres semanas de diciembre la canasta básica alimentaria bajó 0,27%. Sin embargo, se observó un marcado repunte de los precios en la última de estas tres semanas. A pesar de esto, el analista coincide en que los precios comenzaron a aflojar su ritmo de incremento.

“La Canasta Básica Alimentaria muestra en el último trimestre –al igual que el IPC general– una notable desaceleración de precios respecto al primer semestre de este año y, como se advirtiera, su valor es un 5,8% menor hoy al de enero de 2008, aunque en diciembre se observa un fuerte rebote alcista”, indicó Equis en un reciente informe.

Comentá la nota