Inflación en Córdoba fue de 1,85% en octubre

La suba de tarifas explicó principalmente el guarismo. Alimentos y bebidas aumentaron en promedio 0,9 por ciento. El acumulado del año supera el 20 por ciento y estiman que cerrará entre 22 y 23 por ciento, según el relevamiento periódico de STIA delegación Córdoba.
El mes pasado, la inflación rozó los dos puntos debido a la suba de tarifas, principalmente la eléctrica. La canasta para un grupo familiar tipo en octubre mostró nuevamente precios estables en los principales rubros e incrementos para servicios y bienes complementarios, registrándose un aumento general de 1,85 por ciento, según el relevamiento periódico realizado por la filial Córdoba del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA).

“En general se esperaba para el mes pasado un comportamiento más estable. Esto se vio reflejado en productos esenciales, pero no así en aquellos complementarios”, dijo el economista Pablo Frencia, coordinador de la medición.

En el rubro vivienda, combustible y electricidad se contabilizó un alza de 3,22 por ciento. “El aumento de la energía eléctrica (de difícil estimación por la composición tarifaria del incremento) eleva los gastos relacionados a la vivienda que, junto a los permanentes reajustes de alquileres, mantiene una constante suba”, se desprende del informe.

Los especialistas, por otra parte, detectaron un cambio de estrategia en las grandes superficies, concentrando la oferta en bienes relacionados al consumo masivo (alimentos e higiene) y electrónica. La cantidad de bienes complementarios relacionados a ferretería, electricidad, rodados y deportes disminuyó tanto en cantidad como en surtido de bienes ofrecidos.

El rubro con mayor incidencia en la canasta, alimentos y bebidas, subió 0,9 por ciento durante octubre. Los productos esenciales como azúcar, leche, conservas, harinas, carnes mantienen los niveles de precios de los últimos meses, incluso algunos muestran bajas superiores al dos por ciento en el caso de carnes, embutidos y fiambres y del 15 por ciento en bebidas. Sin embargo, los bienes complementarios (dulces, cereales, productos dietéticos, frutas y productos fuera de estación, entre otros) contabilizaron variaciones importantes que llegan a casi 10 por ciento en pescados frescos y en conserva.

En tanto, los artículos de tocador y limpieza muestran en los últimos meses un aumento permanente, especialmente en los de mayor consumo. Dentro de los dos rubros mencionados “existen numerosas alternativas de consumo y la presencia de variedad de ofertas hace atractivo el consumo de algunos. Las ofertas en general son diarias, por lo cual difícilmente el consumidor pueda orientar sus pautas de consumo hacia las mismas, si no más bien aprovechar ocasionalmente una oportunidad de rebaja”, advirtieron.

El rubro de transporte y comunicación tuvo un alza superior al 3,4 por ciento, que se explica por la incorporación del servicio diferencial, lo cual “incluye un pequeño reajuste en el gasto estimado. Si bien la utilización es superiormente selectiva respecto del transporte urbano básico, debe considerarse el prorrateo del gasto correspondiente”.

También se contabilizaron subas considerables en equipamiento y funcionamiento del hogar (4,3 por ciento), esparcimiento y educación (3,99 por ciento) y bienes y servicios varios (2,53 por ciento), pero como tienen tanta incidencia sobre el total de la conformación de la canasta no elevaron el guarismo final.

Entre 22 y 23%

En tanto, en los 10 meses del año el índice de precios se ubicó en 20,33 por ciento y las proyecciones realizadas por la entidad arrojan que 2008 cerrará con un aumento de la canasta de entre 22 a 23 por ciento. “A pesar de la crisis y la merma en el consumo que viene registrándose, existen algunas empresas que prefieren sostener el margen de ganancia con incrementos de precios, aun resignando volúmenes de venta. Sin duda, buscan un mejor posicionamiento en cuanto a precios como medida preventiva sobre posibles controles o medidas de gobierno que pudieran limitar su movilidad”, indicaron los técnicos.

Comentá la nota