Infierno en la torre

Un grupo de manifestantes tomaron el piso 14 de la torre 1. Provocaron desmanes y hubo actos de vandalismo. Afirman que algunos de ellos estaban armados y hablan de una interna gremial. Hubo choques con la Policía y se registraron detenciones

Un centenar de supuestos auxiliares de la Educación de los partidos de Lomas de Zamora, Almirante Brown y Presidente Perón se congregaron ayer al mediodía en la Torre 1, en calle 12 y 51, en la sede de la dirección de Consejos Escolares que depende de la dirección de Escuelas bonaerense. Provocaron desmanes, agredieron a trabajadores de esa dependencia y hasta se enfrentaron con la policía.

Los manifestantes reclamaban que se reincorpore al personal suplente que trabaja en establecimientos de diversos distritos provinciales, a quienes el próximo 19 de diciembre se les vencen los contratos precarios bajo los cuales están contratados.

En el piso 14, los manifestantes tomaron el lugar y desplegaron banderas. Alrededor de 40 efectivos de Personal de Infantería llegaron en simultáneo con la protesta, bloqueando la entrada del edificio, al tiempo que ordenaron desalojar las demás oficinas que allí funcionan.

Cerca de las 16 horas, cinco de los manifestantes -tres mujeres y dos hombres- lograron sortear la seguridad apostada en el acceso al edificio y salieron a comprar refrescos para los manifestantes. Pero cuando regresaron se toparon con el cordón policial, que les impidió el acceso y hubo enfrentamientos. Finalmente fueron detenidos.

Según la versión del personal de Infantería, los manifestantes quisieron entrar por la fuerza y al no tener autorización de la Policía les arrojaron las botellas que traían consigo, hiriendo levemente a algunos de los efectivos. Por eso, se produjo su reacción y se los llevaron aprehendidos hacia la comisaría Primera, por orden de la fiscal Leyla Aguilar.

Eso no fue todo. En un acto de vanda-lismo, los manifestantes destrozaron varias oficinas del piso 14, entre ellas una del gremio Soeme. Ante esta situación, desde el sindicato emitieron un comunicado en el que repudiaron los hechos de violencia “provocados por personas que no tienen ninguna representación legítima” entre los trabajadores de la Educación.

Fuentes consultadas por Hoy también atribuyeron parte de lo sucedido a una interna del gremio ATE ya que la mayoría de los manifestantes pertenecen al Grupo ATE-SUR (con presencia en el Conurbano), opositora a la conducción de Hugo Godoy, cuyo gremio había formado parte de las negociaciones con las autoridades de la cartera educativa referido a la situación de los empleados precarizados. También dijeron que se vio a un manifestante armado dentro del edificio.

Además, hubo denuncias respecto a que los manifestantes habrían agredido a una vendedora de sandwichs, que trabaja en el piso 14. El lugar tuvo que ser evacuado.

Desde el Soeme recordaron este sindicato se advirtió en noviembre pasado sobre la delicada situación que estaban atravesando los trabajadores que se desempeñan bajo la modalidad de Reconocimiento de Servicio (Reco) y que era responsabilidad absoluta de la dirección de Escuelas bonaerense “la regularización de esos empleados” que se desempeñan en condiciones laborales precarias. Desde el Soeme habían planteado este tema en la comisión mixta, que preside el director provincial de Consejos Escolares, Héctor Callá. Luego se emitió una disposición que fue comunicada a los gremios con representación en el sector.

En ese sentido, según pudo saber Hoy, ya se habría regularizado la situación de gran mayoría de los 3.400 trabajadores Reco, a quienes se les mandó las órdenes de pago. Los que había quedado fuera son aquellos con menos de seis meses de antigüedad. Las autoridades provinciales esgrimen que no se les puede renovar el contrato dado que sus servicios no son necesarios en época de vacaciones, cuando muchas escuelas están cerradas y la actividad de los comedores escolares se reduce.

Comentá la nota