Infante y Beltramino afirmaron que hay obras y proveedores irregulares

Ayer, el intendente y el coordinador de Gabinete visitaron LV11 y dijeron que se detectaron trabajos públicos inconclusos, sin documentación, que hubo gastos descontrolados e innecesarios. A la vez, llevaron tranquilidad a los empleados y vecinos sobre el futuro de la Municipalidad.
El Municipio capitalino se encuentra en una etapa de ordenamiento interno y en medio de un proceso judicial. Como consecuencia de ello, desde hace un poco más de 20 días, se hizo cargo de la intendencia Hugo Infante, hasta ese momento concejal, quien tiene más de 41 años como empleado municipal. "La verdad que en este momento, a pesar del gran compromiso, es un orgullo dirigir la Comuna", expresó. Al mismo tiempo dijo que le duele "esta situación", pero que se siente convencido y seguro de que "vamos a hacer el mejor gobierno". Aprovechó además para dejarle un mensaje a los empleados: "Que se queden tranquilos, ya que tanto efectivos como contratados tienen su trabajo garantizado".

En la oportunidad el jefe comunal estuvo acompañado por el secretario de Coordinación de Gabinete, Juan Manuel Beltramino, quien dijo que esto es un desafío técnico, "lo asumo por mi especialidad, pero realmente me duele como dirigente". Al respecto reconoció que ahora van a tener que sacar la cara, porque "los dirigentes han defraudado la confianza de la gente, tenemos que remontar eso, y no es fácil".

El contador Beltramino refirió que con esta situación tienen que "mirar para atrás, porque la Justicia lo pide y para adelante, porque los servicios no se deben detener. Tenemos que revertir la situación, porque el contribuyente no quiere pagar más".

El intendente por su parte reconoció que se sienten acompañados por los empleados, quienes manifestaron su intención de colaborar para "poner de nuevo en pie la Municipalidad".

Asimismo, Beltramino señaló que están realizando un análisis de la situación y que hay muchas obras que se han encontrado fuera de los trámites normales. "Estamos viendo precios, hay gente a diario que se presenta con facturas porque han provisto bienes", aunque reconoció que el fondo de la soja ha sido una bocanada de aire, y que les permite pensar en un plan de obras nuevas, donde se tendrán en cuenta las más imprescindibles.

Al respecto, Infante agregó: "Nos preocupan las obras que han comenzado y que están inconclusas, las que están en un 70% de construcción, pero no están los papeles, por ello vamos a buscar la manera de concluirlas". De todas maneras, expresó que una obra fundamental será la del cruce del desagüe hacia avenida costanera, para evitar la inundación en todo el centro. "Ojalá que en este poco tiempo, hasta octubre de 2010, podamos hacer las cosas lo mejor posible para que la gente recupere la confianza", expresó.

Auditorías

Respecto de las auditorías que se están realizando, Beltramino reconoció que hay gran parte de provisiones hechas por empresas con cifras millonarias, creadas en 2006 para facturar este año. "Todo eso nos lleva a un trabajo de revisión y verificación, queremos hacer respetar las normas como corresponde a toda administración de fondos ajenos, y que los controles se ajusten y funcionen".

El funcionario aclaró además que "no están en rojo las cuentas de la Municipalidad", la entrada del fondo adicional de la soja "hace que tengamos tranquilidad". Aunque explicó que aún no pueden decir cuál es la deuda, ni se puede armar un pasivo exacto, porque "seguramente vamos a seguir recibiendo proveedores, pero vamos reduciendo gastos innecesarios que se hacían sin control".

Comentá la nota