“Por la inexperiencia, en los primeros tiempos de gobierno no pudimos poner en marcha la maquinaria administrativa”

El Intendente recibió a este diario en el despacho oficial. Más allá de hacer un balance de sus primeros tres años de gestión y resaltar la perfomance de la segunda parte de 2014, el jefe comunal destacó que no lo desvela una eventual candidatura a la reelección. Se refirió a los posibles efectos del avance de la Comisión Investigadora y al hecho que marcó este año que finaliza: la represión a los trabajadores textiles en las puertas del palacio comunal.

Un año difícil, de muchos conflictos de toda índole, en el que el Intendente José Manuel Inza tuvo que enfrentar (o afrontar, según con el cristal con el que se lo mire) situaciones que podrían haber marcado un antes y un después de su gestión al comando del Municipio. Ese parece ser el planteo que, muy hacia adentro, el jefe comunal y parte del “equipo de José” se pueden estar haciendo. Se viene un 2015 clave, con una meta que, aunque el mismísimo mandamás político de la ciudad no lo admita, lo desvela: llegar lo mejor posicionado posible para soñar con una reelección en el sillón de Pedro Burgos. Este simpatizante del “Lobo” platense, que se presenta reflexivo y “autocrítico”, volvió a recibir el viernes en el despacho oficial a este diario y, durante 40 minutos y en presencia de su Directora de Comunicación y estrecha colaboradora, Ayelén Martínez, no dejó pregunta por responder.

-Estamos cerrando un año complicado para Azul, en distintos aspectos…

-En este momento estamos cerrando el año bien. Ha sido un año difícil en general; esta es una gestión nueva, que proviene de un proyecto político que tiene un espíritu francamente transformador. Eso genera, a veces, ciertas situaciones que se tornan conflictivas y es por eso que tanto 2012, como 2013 y 2014 se han generado algunos problemas. Pero afortunadamente los hemos superado y los hemos ido resolviendo uno a uno los problemas, o por lo menos contribuyendo a su resolución. No hay que olvidarse que en esto también participan otras instituciones democráticas e instituciones que se ofrecen a colaborar; eso es lo que ha ido ocurriendo y se han ido superando algunas cuestiones. Con esto me refiero específicamente a lo que es la fábrica textil Sudamtex, que está gestionada por los propios trabajadores a partir del conflicto que se generó por el abandono del empresario. Hubo una búsqueda muy intensa de una solución y afortunamente encontramos una vía para solucionar esta problemática a través de un contacto que pude establecer con el representante del Movimiento Nacional de Fábricas Recuperadas representado por el abogado Luis Caro.

-Qué piensa hoy de aquel día de la represión. ¿Se arrepiente de no haber tomado otra iniciativa, como hubiera sido salir en persona para poner fin a ese lamentable episodio?

-Ese fue un hecho en el cual yo no tuve… y lo repudié desde el primer instante porque no tuve ningún tipo de participación e ingerencia en cualquier decisión. Cuando los trabajadores vinieron a la Intendencia en la búsqueda de una solución se estaba trabajando y, de hecho, la secretaría de Economía y Hacienda analizaba qué solución se les podía dar para palear la problemática que ellos estaban viviendo. Fue algo que salió de su cauce siendo que podríamos haber contribuido a palear la situación de otra manera. Una vez que se generó el conflicto fue más difícil. Más a la tardecita sí salí a hablar con los trabajadores. Previamente los recibí en mi despacho y luego seguimos trabajando realizando diversas gestiones.

-¿Cómo sigue la relación con el Concejo Deliberante?. Sabido es que se ha trabajado en algunos temas, como HM, pero en otros no.

-La relación con el Concejo Deliberante fue muy complicada desde el principio y muy especialmente en los primeros años donde, con la composición del Concejo anterior, había una confrontación muy fuerte, muy intensa, como consecuencia de una disputa de poder que se genera dentro del propio Frente para la Victoria local. Se desvirtuó tanto el rol institucional que se llegó el punto de querer avanzar en una destitución por parte de concejales. Una vez que cambió la conformación del Concejo, las cosas cambiaron porque si bien somos minoría, entiendo que hay una atomización del cuerpo en lo que son las fuerzas políticas, que están más dispersas y eso hace que resulte más accesible el diálogo y la interacción a pesar de que tengamos pensamientos diferentes o pertenezcamos a proyectos políticos diferentes.

Varios titulares menos en el equipo

-¿Por qué se fueron tantos funcionarios de la gestión, incluso algunos hasta a partidos de la oposición?

-Por diversas razones. Algunos porque no pudieron llevar adelante la gestión; otros no coincidieron con la política del gobierno; y otros, probablemente, tenían algunos intereses personales que no vieron satisfechos y decidieron tomar otro rumbo. Y otros, que estarían dentro de otra categoría, son los que se fueron por pedido mío entendiendo que se había cumplido su ciclo y les tuve que pedir la renuncia. De esto son muchos.

-¿Hace como intendente y líder de grupo una autocrítica por el hecho de no haber podido conservar el equipo inicial?

-La conformación del gobierno fue compleja por los distintos sectores que participaron en el armado político inicial y el gabinete que se armó reflejó esa composición tan heterogénea. Eso hizo que no pudiéramos conformar un equipo de trabajo bien homogéneo y eficiente en la tarea que había que realizar. Por ahí uno debería haber intentado armar un gabinete más homogéneo desde el principio, pero la política a veces marca las líneas que hay que seguir. Luego fuimos depurando, cambiando algunas figuras y de a poco se ha ido conformando un gabinete que entiendo yo, además de ser más reducido, está más alineado con la figura del Intendente. Además, a medida que la gestión de gobierno mejora y se van consiguiendo objetivos planteados, la gente se va motivando y se van incorporando aquellos que no sólo están consustanciados con el Frente para la Victoria sino con un proyecto local tendiente a trabajar con compromiso y vocación para los vecinos de Azul.

-¿Algunos de los que se fueron lo impactaron desde lo operativo o lo personal?.

-Sí, muchos. Hay mucha gente que se ha ido y que yo hubiera deseado que no se tuvieran que ir. Siempre que uno tiene que dejar en el camino a algún compañero funcionario, esas cosas siempre duelen. Yo creo que el que entiende la política acepta ese tipo de cosas. Hay algunos que se han ido y han tenido algunas expresiones de crítica, pero todo eso corre por cada uno.

Obras son amores

-¿Qué obra pública tiene pendiente de los tres años que lleva de gestión?

-Hay muchas obras pendientes que entiendo que se van a poder ejecutar, o entrar en ejecución, en el año que viene. Tenemos expectativas con el Patio Andaluz, que de hecho ya está en llamado a licitación; tenemos expectativas con la terminal de ómnibus, que ya está licitada; tenemos expectativas con la Avenida Bidegain en la pavimentación hacia la zona de los clubes como para avanzar hasta el arroyo si fuera posible, que es algo que está en proceso de licitación; y hay una necesidad de avanzar en la construcción de las rotondas que hay que construir en el puente Mitre, que también están en proceso de licitación. También tenemos muchas expectativas con viviendas; tenemos 32 viviendas que estamos a punto de cerrar para principios de 2015 y que tenemos que lograr otras más para el distrito.

-¿Por qué no se pudo avanzar en la construcción de algún barrio de 200 o 300 casas, como era la propuesta, por ejemplo, de Empleados de Comercio?

-Hasta ahora no han salido muchas viviendas para Azul por un tema de prioridades que ha tenido el gobierno nacional con distintas obras. Tenemos expectativas porque, según se nos ha informado, el gobierno nacional tiene pensado impulsar planes de vivienda para el año que viene. También con las viviendas que se puedan llegar a construir por el Plan PROCREAR. Si logramos que se habilite y que el estudio de suelos es favorable en el predio que está detrás de la curtiembre Piazza, ahí se va a construir de 300 a 360 viviendas de PROCREAR. Con las autoridades de Empleado de Comercio estuve conversando y ellos me trasladaron la inquietud que no había sido posible por parte de ellos avanzar en el proyecto original que tenían y que ponían a disposición las tierras para poder avanzar en la construcción a través de alguna otra operatoria, como podría ser PROCREAR también.

-En el discurso por el 182º aniversario de Azul hizo usted referencia a la textil HM y a Papelera Pachi Lara como dos files exponentes de las fuentes laborales. Hay quienes lo critican por considerar que eso es  “poca cosa” para una ciudad.

-Es una crítica infundada en cuanto a que ha sido un logro mantener a Sudamtex como fuente de trabajo; no ha sido un incremento de fuentes de trabajo. La papelera entiendo que puede ser algo superador porque está en formación y, si se pone en marcha, serían algunas fuentes de trabajo más. No hay que olvidarse del frigorífico, que no es una fuente de trabajo que sale del Municipio ni tiene porqué ser así. La gente de Meta Azul, que está a punto de iniciar la faena los primeros días de enero. Se van a aportar 200 fuentes de trabajo y eso para Azul es muy importante.

-Tandil y Olavarría crecen sin cesar y, mientras que en el país se cierran casi en forma diaria un frigorífico, en Azul se abre uno. ¿Piensa en esas paradojas?

-El aporte que ha hecho la gente de Meta Azul es muy grande; la verdad que lo celebro. Respecto del desarrollo de la ciudad, esto tiene que ser algo genuino. No podemos buscar crecer en cómo crece Tandil y Olavarría. Tenemos que buscar crecer de acuerdo con nuestras potencialidades, según lo que quieren nuestros vecinos; a las oportunidades que surgen que no sabemos cuáles pueden ser. Cada cuidad va a ir desarrollándose de acuerdo con su perfil y a su vez impulsada por un proyecto político que tenga apertura. En ese sentido tenemos la mejor predisposición para todo aquel que quiera trabajar seriamente y en eso nos tienen que servir las malas experiencias, como fue esta que nos envolvió de HM.

-¿Azul ha tenido aquello que dice la Presidenta de la Nación de la “década ganada”?

-Nosotros venimos con tres años de retraso porque la gestión del gobierno anterior nunca sintonizó. Nosotros, en estos tres años, nos hemos incorporado a ese proceso de crecimiento y a esa modalidad de gestionar para tener el crecimiento de las localidades. También hay que decir que no estamos en un fin de ciclo, como que a partir del año que viene empieza otra cosa. Acá hay un estilo de vida que la gente aceptó, que no tiene que ver con un partido político sino con el hecho de cómo desarrollarnos y cómo vivir con nuestras propias potencialidades y cómo insertarnos en el mundo desde nuestra propia mirada. Eso no tiene vuelta. Es un ciclo que va a ser muy beneficioso para el país y para Azul, independientemente de quién resulte electo en 2015 para presidente, gobernador e intendente.

-¿Para redondear la gestión necesita de 4 años más?

-Hay que trabajar mucho. Yo entiendo que si hay tantos proyectos y tantas cosas para hacer que alguien las tiene que continuar como intendente, sea yo o el que venga. Yo no me he postulado como candidato. Las candidaturas se van a definir el año que viene. Es un año en el que estamos para trabajar. Para eso estamos, por otro lado; yo he sido elegido como Intendente hasta 2015 y represento a los azuleños de la mejor manera que he podido durante los tres años que llevo, pero falta más de un año de gestión y lo único que uno tiene que demostrar es gestión, trabajo y dedicación, que es la responsabilidad que uno tiene para con los vecinos. La política pasa por otro riel y creo que el momento de hacer anuncios o a perfilarse será en los primeros meses del año que viene.

-¿Qué es lo que le impidió estrechar vínculos con la Sociedad Rural de Azul, siendo que es una institución que representa a buena parte del sector productivo del distrito?

-Creo que es al revés el tema. No sé qué pensará la gente de la Sociedad Rural. El primer año de gobierno, en 2012, nosotros tuvimos mayor nivel de conflictividad y contradicción; y a partir del año pasado, después de las elecciones y de que estuviera amenazada la institucionalidad en Azul ante la posibilidad de se me destituyera, se empezó a dialogar de otra manera. De hecho, he estado presente en los actos de la entidad; hemos estado conversando con sus dirigentes, dando las explicaciones de cómo uno está gestionando y trabajando en la problemática de los caminos rurales: de cómo se está invirtiendo, cómo se está trabajando, cuáles son los proyectos… yo diría que la relación ha ido de menor a mayor y no a la inversa. Debería haber inversiones para comenzar con la instalación de emprendimientos productivos con valor agregado. Esta zona es muy rica y produce materia prima en grandes cantidades.

 -¿Le preocupa lo que pueda pasar en 2015 con la Comisión Investigadora, sea en el ámbito judicial como en el Concejo Deliberante?

-Yo estoy dispuesto a dar cuenta de todo lo que se me requiera. De hecho, lo hemos concretado cada vez que se nos ha pedido en todos los ámbitos, a través de interpelaciones o de informes. La historia es conocida y, para adelante, pienso lo mismo. Cualquier situación que se plantee, tanto en la justicia o cualquier gestión que se de a nivel institucional con el Legislativo, estoy dispuesto a dar todas las respuestas que haga falta como le hemos hecho hasta ahora.

-¿Le parece que la comunidad tiene claro cuál ha sido su desempeño como persona y como intendente de cara a cuestiones que han quedado oscuras y en la justicia, como el intento de privatización del cobro de tasas?

-Yo creo que sí. Me siento muy tranquilo respecto de todos mis actos en lo personal y como intendente y lo veo en el trato cotidiano con los vecinos cuando voy a cualquier acto y ando por la calle. El trato es de confianza e incluso la gente me alienta permanentemente a no bajar los brazos, a seguir adelante porque confía en mi persona. Eso es muy importante porque lamentablemente desde algunos sectores de poder adversos a este proyecto que estamos llevando adelante en Azul, si hay algo que se ha buscado es opacado y oscurecer mi persona, la honorabilidad de mi nombre y eso es algo que ha aparecido en forma sistemática. Yo soy muy autocrítico. Hay cosas que se hacen con la mejor intención y no salen bien, lo que tengo que hacer es aceptar cualquier crítica que se me haga por solucionar algunas problemáticas y pedir disculpas, reconociéndolo. Uno podría decir que por la inexperiencia y el desconocimiento en los primeros tiempos de gobierno uno no pudo lograr poner en marcha la maquinaria administrativa. Eso fue también porque nos encontramos con un Municipio que estaba en un estado calamitoso y era muy difícil avanzar. Tuvimos que empezar a ordenar las cosas y como nueva gestión, pagando un poco el precio de la inexperiencia.

-¿Cómo está la relación con los profesionales del Pintos?

-Está muy bien, hemos mejorado mucho la relación y la calidad de servicio y de todo el ámbito de la Salud Pública, y muy especialmente en lo que tiene que ver con el Hospital Municipal. En el discurso por el día de Azul hice mención a que en salud hemos invertido 110 millones de pesos. En esto está incluida la gran cantidad de equipos que hemos comprado. Son equipos de alto costo, de una gran eficiencia y versatilidad para el diagnóstico y tratamiento por imágenes para mejorar el trabajo de los profesionales; creo que eso a ellos los conforma y de ahí que la relación sea buena, mucho mejor.

-¿Se cuenta con los recursos necesarios para hacer frente a los aumentos de sueldo firmado para los empleados municipales?

-Sí, totalmente. Hemos hecho el acuerdo de salarios en base a las expectativas de ingresos que vamos a tener y todo en cuanto a tasas y coparticipación. Se envió el presupuesto al Concejo Deliberante con un aumento moderado de tasas del 5%.

-¿De uno a diez qué puntaje se pondría…? ¿Mejor dicho de 0 a 10?

-Este…no, no. No sé; eventualmente el voto de la gente en el año 2015 a la persona que vaya representando nuestro proyecto político, que va a ser un poco el que va a dar aval o no a la gestión. Cuando terminemos estos primeros cuatro años de gobierno, la ciudad va a estar muy cambiada para bien.

EL DATO

¿Un deseo para 2015?. “Espero que el año que viene sea un muy buen año, especialmente como se ha dado en la segunda parte de este año para esta gestión y que eso permita que Azul se proyecte como ciudad de una manera positiva en lo que es crecimiento, los buenos proyectos y que se cumplan los proyectos de todos los azuleños”, expresó Inza.

EN POCAS PALABRAS

Alejandro Lozano: (…) Sin palabras.

Rita Núñez: Mi compañera de toda la vida y realmente no sería lo que soy hoy si no fuera por ella.

Hernán Bertellys: Un compañero peronista que realmente trabaja mucho y tiene expectativas legítimas.

Omar Duclós: Un intendente que adquirió gran experiencia en la política con una trayectoria muy amplia y que lamentablemente, en los últimos años de su gobierno, no supo ver cuáles eran las necesidades de su ciudad y por ahí privilegió algunos proyectos personales.

Mario Caputo: Un compañero peronista también, con quien hemos trabajado juntos desde el principio y a quien reconozco como alguien que siempre ha estado al lado nuestro trabajando en el mismo proyecto.

Omar Varela: Un gremialista experimentado con quien estamos en pugna bastante seguido… es la lógica de la gestión.

Gloria Bidegain: Es una… bueno, compañera peronista con quien lamentablemente no nos pudimos entender y hoy en día no tengo contactos.

Eduardo Lapenta: ¿Eduardo…? Ah, Eduardo Lapenta el abogado; bueno, a Eduardo Lapenta la verdad que no lo conozco mucho.

Mauro Grandicelli: Es un compañero de nuestra gestión que trabajó y dejó mucho y de ahí un reconocimiento absoluto.

Ayelén Martínez: Una compañera, colaboradora que tiene un altísimo nivel de compromiso con la gestión de gobierno y conmigo. La valoro como la persona que es y como una compañera peronista.

José Inza: José Inza es esteee… yo soy una persona que realmente he tratado de hacer las cosas bien; soy muy exigente conmigo mismo y asumo las responsabilidades con el máximo nivel de compromiso y espero poder estar a la altura de las circunstancias en este momento que me toca vivir como Intendente.

Coment� la nota