Inestable situación con gremio en el ISSN

Habrá una asamblea este miércoles. Se plantean reclamos diversos, comenzando por un aumento salarial de 30%. Pero también hay una llamativa situación con un representante sindical que a su vez es funcionario del Instituto, y actúa "desde los dos lados del mostrador".
Un nuevo frente de conflicto se le puede abrir al gobierno neuquino este miércoles, cuando una asamblea promovida por el gremio UPCN en el Instituto de Seguridad Social (ISSN) defina probablemente medidas de fuerza.

El petitorio sindical abarca desde aumento salarial del 30% -en la misma sintonía del reclamo de UPCN a nivel provincial- hasta otras cuestiones como un incremento del ítem antigüedad, pase a planta del personal contratado, recategorización y entrega de la ropa de trabajo.

El mandato de los delegados de UPCN es plantear además una situación calificada como "sumamente delicada" en términos políticos, que involucra al funcionario Carlos Acosta. Según informó el gremio, Acosta "ostenta el doble cargo de representante de la patronal y de este sindicato, rozando su actitud el prevaricato".

"Puntualmente se solicitó al presidente del ISSN, Marcelo Berenguer que intime a su secretario general en el organismo provincial, Carlos Acosta, a definir su situación respecto a que actualmente es el funcionario encargado de la relación con los gremios pero además, es miembro de comisión directiva de UPCN", explicó Edgardo Oñate, trabajador de la obra social y activo integrante de la mesa directiva de Lorito.

El dirigente expresó que "el pedido obedece a la necesidad de poder entablar una discusión transparente y seria sobre las relaciones laborales y la situación salarial de los trabajadores del ISSN; y nos vemos violentados ante este escenario, ya que es el propio Acosta quien nos recibe los reclamos y a su vez, compañero en el Sindicato".

Efectivamente, la semana pasada cuando UPCN presentó por escrito el pedido de incremento salarial del 30%, fue el propio Acosta el que encabezó la "mesa de discusión". "Entendemos que esto es prevaricato y así como lo exigiríamos si fuera con un miembro de ATE, también lo hacemos con un integrante de UPCN. El compañero Acosta debe decidir entre ser funcionario o estar en el gremio y defender a los trabajadores; pero en uno de los dos casos, debe dar un paso al costado porque estar en ambos es incompatible", afirmó Oñate.

Según el dirigente, "por Estatuto de nuestra organización, este accionar traicionero puede derivar en la expulsión de Acosta directamente de UPCN. Es un tema muy grave, por lo que esperamos que se resuelva esta semana con urgencia".

Comentá la nota