Inesperado movimiento turístico y una importante demanda por futuros alquileres

Este fin de semana se presentó en Mar del Plata con un inesperado movimiento turístico que anticipa buenos pronósticos para la cercana temporada de verano marplatense. Así lo entiende, Alejandro Acampora, titular de una de las inmobiliarias de la ciudad con mayor trayectoria.
Consultado acerca de este pequeño aluvión, el profesional dijo que "si bien no se preveía semejante movimiento, el hecho de no haber habido actividad bancaria ni financiera en la víspera, seguramente animó a mucha gente para escaparse a nuestra ciudad luego de tanta lluvia soportada en la Capital y sus alrededores, y que se nota que han aprovechado también para recorrer inmobiliarias y asesorarse respecto de la oferta de inmuebles en alquiler y sus valores. La tarde del viernes y hasta el mediodía del sábado, han sido muchas las personas que se acercaron para preguntar, visitar propiedades y en algunos casos, sellar el trato. Las hemos visto no solo en el centro sino también, en casi todos los barrios donde hay oferta locativa de chalés y departamentos, según me han comentado varios colegas".

Preguntado acerca de los valores, Acampora –a la vez vicepresidente de la Cámara Inmobiliaria de nuestra Provincia- asegura que "los propietarios, en su gran mayoría, están aceptando la sugerencia dada por el Colegio de Martilleros local acerca de no modificar los precios realmente obtenidos en la temporada anterior".

En un año de incrementos en el valor de los impuestos, de los servicios, de las expensas comunes y de materiales y mano de obra en trabajos necesarios para el mantenimiento de la propiedades, la pregunta obligada es cómo los propietarios aceptan mantener el valor. Al respecto, el inmobiliario entiende que "venimos de dos temporadas donde la demanda no ha sido buena; quedaron muchas viviendas y también locales comerciales sin alquilar o con contratos de muy pocos días, lo que a nadie le hace bien, por lo cual prefieren asegurar su ocupación a la mayor brevedad. Recordemos que nuestro mercado se mueve exclusivamente en base a la oferta y demanda, y en los últimos años, los inquilinos han sido muy selectivos, exigentes podemos decir, en cuanto a servicios, equipamiento, etc., y por supuesto, a precios. También es cierto que quien viene por pocos días, no reserva antes, sino que contrata una vez que llega a la ciudad, luego de haber consultado avisos, preguntado por Internet o telefónicamente".

Respecto del movimiento que estamos palpando en la fecha, Acampora reconoce que "quienes están haciendo reservas son familias que vendrán a veranear desde quince días en más, por lo cual pretenden asegurarse las mejores viviendas que hoy se ofrecen".

En relación a la oferta de locales en alquiler para la temporada, dijo que "la demanda se nota superior al año pasado, aunque todavía hay muchos propietarios que están esperando la definición por parte de sus inquilinos anteriores, a quienes se les da la preferencia de ofrecerles anticipadamente el alquiler; por ahora, no se nota en este rubro, mucha diferencia de precios respecto al año pasado".

Finalmente, hemos preguntado cómo está el mercado de la venta de inmuebles, a lo que el profesional aseguró que "a partir de este segundo semestre se nota un importante repunte en consultas y buen cierre de operaciones, tanto en inmuebles usados como nuevos, de vivienda, comerciales e industriales, en base a valores que se han mantenido estables. Muchos inversores especulaban con una baja en el precio de los inmuebles a consecuencia de la crisis internacional y local, cosa que en nuestro país sabíamos que no podía suceder por cuento aquí no existió la famosa burbuja inmobiliaria que afectó a algunos países europeos y a los EEUU. Al no haber deudas hipotecarias, y con un Dólar sin sobresaltos, el mercado respondió bien y la gente sigue buscando para sus ahorros el refugio en ladrillos".

Comentá la nota