La inesperada grieta del PJ con el presupuesto de María Eugenia Vidal

La inesperada grieta del PJ con el presupuesto de María Eugenia Vidal

Fernando Gray, que asumirá la jefatura del PJ bonaerense, rechazó el texto. La mesa grande y la bendición Papal. 

Los telefonazos de última hora no tuvieron efecto: el intendente de Esteban Echeverría Fernando Gray había anticipado su rechazo y a la hora de votar, su diputada Fabiana Bertino se convirtió en la única peronista territorial que no levantó la mano para aprobar el presupuesto 2019 de María Eugenia Vidal.

Esa grieta aparece, con intensidad inesperada, en el ancho armado PJ que entre lunes y martes avanzó a velocidad crucero y validó el paquete de proyecto, con algunos cambios en el medio, enviados por Vidal: el Presupuesto de 930 mil millones y el discutido Endeudamiento.

La rebeldía de Gray ocurre en medio de dos episodios: hace una semana visitó el Vaticano y estuvo con el Papa Francisco y dentro de 10 días asumirá la jefatura del PJ bonaerense, en reemplazo de Gustavo "Tano" Menéndez, alcalde de Merlo. El traspaso de mando será el 17 de diciembre, 48 horas después del Congreso partidario.

Fernando Gray con el Papa Francisco a fines de noviembre de 2018

En las charlas, agitadas, previas a la votación en la Legislatura provincial, Gray se defendió con el argumento de que él había avisado que en octubre de 2018 ya entraban en temporada de discusión política y electoral.

"¿De qué me disfrazo como presidente del PJ si voté ese endeudamiento?", justificó su rebeldía el alcalde de Esteban Echeverría en las conversaciones con otros alcaldes.

Gray integra el dispositivo peronista del conurbano, el grupo de jefes territoriales que aportó "gobernabilidad" a Vidal en los primeros tres años.

El interlocutor de ese espacio es Martín Insaurralde, intendente de Lomas de Zamora, que pulseó para ser el socio legislativo que necesita Cambiemos, lugar que los primeros dos años ocupó Sergio Massa.

La posición es más novedosa por otro asunto: el peronismo dispuso, a modo de mecanismo de convivencia interna, que no habrá pases de facturas por la conducta de cada sector.

Es un compromiso no escrito que sellaron Insaurralde y Máximo Kirchner, que siguió minuto a minuto las negociaciones y la votación bonaerense. Por ese pacto, los legisladores K cuestionan a Vidal y sus ministros pero no critican a los peronistas que votan las iniciativas de Cambiemos.

Hermanados detrás de la figura de Cristina Kirchner, los intendentes PJ tienen sus propios bloques, diferentes a los de Unidad Ciudadana, lo que les permite apoyar, acuerdos mediante, los proyectos de Vidal.

Insaurralde con Menéndez y Otermin, en Lomas de Zamora

Esta semana, Unidad Ciudadana (bloque de 22 integrantes que preside la platense Florencia Saintout) retiró a varios legisladores para que el oficialismo, con votos del PJ territorial, alcance los dos tercios necesarios para aprobar el endeudamiento.

Queda, para los próximos días, otra negociación: sillones en el directorio del Banco Provincia y cargos en el Tribunal de Cuentas, designaciones que se deben repartir entre el oficialismo y las oposiciones, y suelen aparecer en la letra chica de los acuerdos políticos entre el oficialismo y la oposición.

El 15 de diciembre, los que votaron a favor, los que votaron en contra y los que se abstuvieron, coincidirán en el Congreso del PJ y dos días después en la asunción de Gray, que a fines de noviembre viajó al Vaticano a ver al Papa Francisco.

Es su segundo encuentro en 6 meses: estuvo allí a mediados de año cuando avisó que asumía el partido a fin de año y que le gustaría, antes de hacerlo, volver a ver a Francisco. A mediados de mes le avisaron que tenía los "tickets" para ver al Sumo Pontífice a quien Gray pidió la bendición para su desempeño en la jefatura del PJ.

Coment� la nota