La ineficiencia hecha carne en nuestra provincia

El capitalismo más salvaje que gobernó nuestro país en las últimas décadas dejó en la psiquis general la idea de que toda empresa en manos del Estado es deficitaria y de pésima calidad de servicios, pero ese mismo sistema nos demostró con hechos que los mismos servicios en manos privadas, lo único que ha logrado en nuestro país -y puntualmente en nuestra provincia- es que algunos privilegiados hayan logrado excelentes ganancias con la misma pésima calidad en los servicios, que aseguraban en manos del Estado.
Edesal es la muestra más clara de esto, puesto que la falta de inversión, para lograr mejores ganancias, ha hecho que la calidad de servicio sea cada vez más ineficiente y esto con la complicidad del gobierno provincial, que no pone límites y como consecuencia le ha liberado el mercado para que solamente recaude. Total los que nos quedamos sin electricidad a diario, somos los habitantes de la provincia.

No hacen falta grandes tormentas o grandes desastres naturales para tener problemas en el suministro eléctrico. Con tiempo calmo, a diario la tensión baja considerablemente o sube preocupantemente o directamente no está, desaparece, fenece.

En los dos últimos días, al menos en el barrio Los Eucaliptos de Juana Koslay, hemos pasado dos noches sin electricidad. Sin motivos. Sin razones. Podrán decir que la de anoche fue una tormenta brava, pero no hizo falta que llegara para quedarnos sin luz. Mucho antes de que comenzara a llover o que el viento comenzara a soplar, esa zona ya no tenía luz.

Hace muy poco, también en Juana Koslay, se incendió un depósito de maderas. ¿La causa? Un cable de energía que, según los vecinos, "se cortó de viejo" y al caer provocó un cortocircuito que originó las llamas que terminó con ese depósito. Un dato para tener en cuenta, esa noche no hubo ni una ráfaga de viento.

Wi-Fi

Si bien el Wi-Fi está en manos del Estado, la mantención de la Autopista de la Información, el sistema que le da Internet al Wi-Fi, está en manos privadas y muy ligadas a la rectora de la ULP, Alicia Bañuelos. Pensar que este mantenimiento se lo quitaron a NEC, porque según dijeron oficialmente, el servicio no era bueno.

También es pésimo el servicio que dan. En este caso, también sin necesidad de tormentas súper fuertes, ni grandes desastres naturales, el servicio no puede ser impecable durante mucho tiempo.

Nos animamos a ir más lejos. No hay un solo día en el cual el servicio esté a disposición de los usuarios, en forma ininterrumpida durante todo el día. Los cortes son permanentes. Algunos durante minutos, otros durante horas y otros directamente durante todo el día.

Hoy, jueves 24 de diciembre de 2010, son muchísimas las antenas, a lo largo de la geografía provincial, que están ‘caídas’, es decir que no tienen servicio.

Con esta realidad, que es la única verdad, da vergüenza ajena escuchar, tanto al gobernador Alberto Rodríguez Saá como a Alicia Bañuelos, cuando hablan de las ‘bondades’ de Wi-Fi en la provincia, porque solamente los que usamos el servicio a diario, sabemos de lo ineficiente que es.

Comentá la nota