Un inédito encuentro para la diplomacia

Por Jorge Taiana

El siguiente texto fue escrito por el canciller Jorge Taiana con motivo de la convocatoria extraordinaria realizada para hoy por la presidenta Cristina Kirchner a la totalidad del cuerpo diplomático argentino para analizar la crisis.

El día de hoy, y hasta el próximo viernes, tendrá lugar en el Palacio San Martín, sede de la Cancillería argentina, un encuentro inédito en la historia diplomática de nuestro país.

Por primera vez, todos los jefes de misión y de los centros de promoción comercial han sido convocados a una serie de encuentros y reuniones de carácter técnico. Es una ocasión propicia para deliberar con los embajadores en su conjunto, impartir las instrucciones que sean necesarias y recibir también sus aportes y sugerencias, a partir de la experiencia recogida.

El encuentro se ha estructurado en torno al tema del "Rol de la Cancillería en el desarrollo de mercados para la producción argentina".

Este esfuerzo sin precedente responde a la iniciativa de la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, y se inscribe dentro de una lógica y de un conjunto de medidas adoptadas por el gobierno nacional para hacer frente a una crisis que, originándose en las economías centrales, se ha extendido a todos los rincones del planeta. El desafío es entonces el de multiplicar nuestros esfuerzos para preservar el empleo y el nivel de actividad de los argentinos, en este caso, promoviendo nuestras exportaciones y la inversión productiva.

La tarea será abordada a través de una serie de presentaciones y sesiones de trabajo, con la participación de las autoridades y expertos de la Cancillería y también de otras áreas del Estado, como los ministerios de Planificación Federal, de Economía, de Producción; el Banco Nación, el BICE, la Agencia de Desarrollo de Inversiones y las secretarías de Turismo y de Cultura.

Contaremos también con el aporte del sector empresarial, a través de la Unión Industrial Argentina, y de las cámaras y agrupaciones sectoriales.

Nuestra tarea será la de analizar de qué forma podemos, no solamente preservar los mercados que con esfuerzo y perseverancia ha ganado la producción argentina, sino también cómo diversificarlos, acrecentarlos y explotar las oportunidades que indudablemente se producen frente a tan profundos y dramáticos cambios de tendencia en la economía mundial.

El comercio exterior ha acompañado al formidable crecimiento argentino de los últimos años. Hace apenas unos meses anunciamos exportaciones por más de 70 mil millones de dólares.

Es nuestra responsabilidad hacer todo cuanto esté a nuestro alcance para mitigar los efectos negativos en el punto más profundo de la crisis y tomar las medidas necesarias para la recuperación.

Por esto, en adición a las sesiones de trabajo, concluiremos la semana con una serie de rondas interactivas con el sector empresarial, los gobiernos provinciales y las cámaras a través de las cuales los embajadores se pondrán a disposición de aquellas empresas o entidades empresarias que estén empeñadas en un esfuerzo de colocación de sus productos.

En este sentido, hemos de reforzar y profundizar el Programa Integrado de Promoción Comercial y Desarrollo de Mercados por el cual tenemos ya en marcha más de 1000 acciones concretas de promoción comercial en todo el mundo para este año 2009. El mensaje es claro. En este momento difícil, nuestra Cancillería y sus brazos operativos en el exterior, que son las embajadas, deben estar preparadas para cumplir su misión y asistir a la producción argentina en sus esfuerzos, como verdaderas oficinas comerciales, desarrollando programas proactivos que hagan de esta crisis una oportunidad, para ganar nuevos mercados y profundizar y diversificar los existentes.

Comentá la nota