Industrias Pescarmona firmó un contrato millonario con La Rioja

IMPSA ganó la licitación para realizar las obras en un parque eólico, que se convertirá en el más grande del país en mayo de 2010.
La empresa Industrias Metalúrgicas Pescarmona SA (IMPSA) firmó un contrato con la Provincia de La Rioja, por un monto de 230 millones de pesos, correspondiente al la segunda etapa del Proyecto eólico ARAUCO I .

La unidad de negocios IMPSA Wind resultó ganadora de la licitación publica internacional realizada por el gobierno de La Rioja en Diciembre del 2008 para la provisión e instalación de un parque eólico bajo la modalidad “llave en mano” ubicado en la zona de La Puerta, a 15 kilómetros de Aimogasta, cabecera del departamento de Arauco.

Tras su expansión se convertirá en el más grande de la Argentina y contará con 12 aerogeneradores de 2.1MW sumando una potencia total de 25.2 MW y entrará en funcionamiento a principios de 2010.

Los aerogeneradores de 85 metros de altura y con un diámetro de rotor de 83 metros cuentan con tecnología de punta desarrollada 100 por ciento en Argentina.

En la actualidad están siendo fabricados en las instalaciones que IMPSA cuenta en el departamento de Godoy Cruz. La empresa mendocina ya instaló aerogeneradores en otras provincias del país y en el resto del mundo.

El desarrollador de negocios de IMPSA y encargado de gestiones comerciales de Argentina, Pablo Derra Barud, explicó a UNO que entre las principales ventajas y que poseen esta aerogeneradores es la ausencia de una caja multiplicadora y el uso de un generador síncrono de imanes permanentes directamente acoplado que brinda una mayor eficiencia y rendimiento con respecto al resto de los aerogeneradores disponibles en el mercado, así mismo disminuye costos de operación y mantenimiento del parque durante la vida útil del mismo.

Con esta obra La Rioja tendrá en funcionamiento el parque eólico más grande de la Argentina, poniéndose a la vanguardia en la generación de energía mediante fuentes renovables que estaría un funcionamiento en mayo de 2010.

Comentá la nota