Industriales de Santa Fe y Córdoba copian al campo y salen a las rutas

La decisión se tomó durante una reunión que se prolongó por más de tres horas en la Asociación Italiana de Las Rosas, de la que participaron más de 500 industriales, comerciantes y productores agropecuarios.
Industriales del sector de la maquinaria agrícola de Santa Fe y Córdoba acordaron anoche salir a las rutas a protestar la fuerte caída en las ventas y reclamar acciones de gobierno concretas para socorrer al sector.

Luego de intensas deliberaciones, en las que no faltaron las críticas al gobierno nacional por la aplicación de las retenciones, resolvieron mantener "presencia física" en distintos puntos estratégicos de las rutas que atraviesan ambas provincias. La idea es no impedir el paso, pero sí hacer disminuir la velocidad de los vehículos para entregar a los conductores un documento que expresa el contenido del reclamo.

Esta acción se llevará a cabo el 24 de febrero y 3 de marzo, de 10 a 20. La medida fue apoyada, entre otros municipios, por Las Rosas, Armstrong, Arroyo Seco, Cañada de Gómez, Cañada Rosquín, Firmat, El Trébol , Las Parejas, San Lorenzo, San Jorge y Venado Tuerto, y por las cordobesas San Francisco, Villa María, Bell Ville, Río Cuarto, Marcos Juárez, Jesús María, Río Tercero y Oncativo.

A modo de propuesta, se solicitará a los gobiernos de Santa Fe y Córdoba que se declare la emergencia económica en esos territorios hasta el 31 de diciembre de este año. También acordaron apoyar la gestión hecha por el gobernador Hermes Binner ante la Nación, tendiente a suspender las retenciones a la exportación de granos, eliminar las retenciones administrativas a la exportación de productos que no afecten el consumo interno, la urgente devolución de los saldos técnicos del IVA (IVA ventas menos IVA compras) y la liquidación inmediata de los bonos de capital.

A estos puntos, añadieron la necesidad de una "urgente reconversión del sistema financiero que permita la renegociación de deudas bancarias para empresas y personas físicas, con tasas al 10 por ciento anual y plazos más extensos".

Las exposiciones. La reunión abrió con un extenso comentario del ministro de la Producción de Santa Fe, Juan José Bertero, quien expuso detalles de la reunión con la presidenta Cristina Fernández. "Con el gobierno nacional se generó un canal de diálogo, que no es poco" dijo Bertero a los 500 asistentes. En ese sentido, se mostró muy preocupado por la situación industrial del polo de la maquinaria agrícola, y añadió que insistirán con las propuestas al gobierno nacional.

Luego, y para asombro de los asistentes, el funcionario aconsejó a los empresarios que, pese a la crisis, participen de la Expoagro, porque "hay que verla como una oportunidad". Y habló de su viaje a México cuyo resultado, dijo, podría convertirse en oportunidad de negocios para las fábricas de implementos agrícolas.

Antes, y en su condición de anfitrión, el intendente local, Raúl Ponzio, había dado la bienvenida a los asistentes. "En Las Rosas no hay obreros con número de legajo, los empleados tienen caras, nombres y apellidos, y los hijos de los trabajadores van a la misma escuela que los hijos de los empresarios, Acá no caben los despidos", advirtió.

Posteriormente habló el secretario general de la UOM Las Parejas, Miguel Angel Solís. "Decenas de fábricas aún no reiniciaron las actividades, en 2008 muchos trabajadores tomamos préstamos pensando que todo iba a mejorar, y resulta que ahora peligran nuestras fuentes de empleo", lamentó.

Hubo cerca de 20 exposiciones, en su gran mayoría hombres de campo que apoyaron unánimemente salir a las rutas. "Llenémoslas de familias para que el gobierno nacional se entere de lo que está pasando", dijo uno de ellos.

Además, estuvieron presentes Pablo Orsolini, vicepresidente de Federación Agraria, y numerosos intendentes de ciudades de las dos provincias.

Todos los industriales y comerciantes que confluyeron ayer en Las Rosas forman parte de organizaciones gremiales empresarias.

Comentá la nota