Los industriales riojanos se reúnen mañana por la gravedad de la crisis

Los industriales riojanos se reúnen mañana por la gravedad de la crisis
“La crisis se está agudizando”, dijo el presidente de la Unión de Industrias Riojanas. La crisis internacional y la retracción del consumo en el mercado interno golpean de manera directa a las industrias instaladas en la Provincia.
Los industriales riojanos están muy preocupados por la crisis internacional y su impacto en las empresas instaladas en el territorio provincial. La Unión de Industriales Riojanos (UNIR) convocó a las empresas instaladas en la Provincia para una reunión de urgencia que se concretará mañana desde las 17.00 en su sede de la zona Este de la ciudad.

El encuentro tendrá como eje la grave crisis que enfrentan las industrias de todo el país, pero especialmente las instaladas en La Rioja.

En el ámbito industrial advierten sobre una realidad muy compleja.

Durante los últimos años el sector industrial riojano había crecido al calor de las exportaciones a diferentes mercados internacionales, pero la realidad es que se siente una fuerte recesión en los diferentes países. Este fenómeno está generando problemas en los pagos de las ventas y en las operaciones acordadas a futuro.

Al mismo tiempo, la situación en el mercado interno no es mucho mejor.

La retracción del consumo en las principales ciudades del país genera que las empresas del Parque industrial riojano sufran una intensa baja en las ventas. NUEVA RIOJA ya publicó esta semana la fuerte baja en las ventas que vienen evidenciando los comercios de todo el país y el impacto que esto representa para la cadena productiva.

Grave

NUEVA RIOJA consultó al titular de UNIR, José Brizuela sobre esta grave situación.

"La crisis se está agudizando, en enero se concretaron varias suspensiones", advirtió el dirigente que representa a los empresarios y que no ocultó su preocupación.

El caso más grave es el de las textiles, que ya suman varios centenares de suspendidos en las últimas semanas y que en muchos casos incluyen despidos de los trabajadores (ver página 7 en esta misma edición).

Brizuela remarcó que la reunión de mañana es para que cada empresa pueda exponer su situación y se intente avanzar en una estrategia en conjunto.

Hace unas semanas la Unión de Industrias Argentinas (UIA) reclamó que se aumente el valor del dólar para favorecer las exportaciones de las industrias argentinas.

"El dólar estuvo planchado durante mucho tiempo y todavía está bajo, entonces si aumentara permitiría más exportaciones", agregó Brizuela en la misma línea de razonamiento económico.

El reclamo de los industriales se relaciona con las devaluaciones que concretaron varios paises, especialmente Brasil, principal socio comercial y destino de la mayoría de las exportaciones de las industrias argentinas.

Los industriales sostienen que con un dólar más alto los precios relativos de los productos argentinos podrán competir con sus pares de todo el país.

Brizuela confirmó que mantienen un contacto permanente con el Gobierno provincial.

"Hemos realizado gestiones para que en algunos casos de empresas que necesitan subsidios sea el Estado quien las ayude", manifestó el presidente de UNIR.

Promoción industrial

La gran apuesta del sector industrial riojano en los últimos meses fueron las gestiones por la continuidad de los beneficios de la Promoción industrial para las más de 40 empresas instaladas en la Provincia que cuentan con esos privilegios impositivos.

Sin embargo, la visita presidencial de Cristina Fernández de Kirchner en diciembre pasado dejó claro que el Gobierno nacional no quiere mantener subsidios impositivos como el de la Promoción industrial.

"Vamos a seguir luchando pero no somos muy optimistas, pero vamos a seguir trabajando", dijo Brizuela ante la consulta periodística por este tema.

El dirigente aseveró que el Gobierno provincial se comprometió a continuar las gestiones ante la Nación por este complejo tema, que involucra a más de diez mil trabajadores de las principales empresas de la Provincia y que será clave el año que viene.

Comentá la nota