Industriales, contra un nuevo fideicomiso

La Unión Industrial de Salta reclama que se aplique cuando finalice la crisis financiera y que no sea retroactivo.
Un nuevo fideicomiso aplicado por la Secretaría de Energía de la Nación para financiar la importación de gas motivó acciones de la Unión Industrial de Salta (UIS), que solicitó una postergación en la aplicación y la no retroactividad del impuesto.

Las acciones de la UIS responden a la aplicación de la Resolución Enargas N� I 563/08 del 15 de diciembre último y con efecto retroactivo al 1 de noviembre de 2008.

De acuerdo a los considerandos de la resolución "se materializa lo establecido por el Decreto 2067/8, mediante el cual el Gobierno nacional creó un Fondo Fiduciario para atender la importación del gas natural y toda aquella importación necesaria para complementar la inyección de gas natural que sea requerida para satisfacer las necesidades nacionales de ese hidrocarburo, con el fin de garantizar el abastecimiento interno y la continuidad del crecimiento del país y sus industrias".

Desde la UIS recordaron que este nuevo fideicomiso se suma a otros dos anteriores que se abonan hace dos años y que ningún beneficio ocasionaron, habiendo incluso obras de uno de ellos que nunca se realizaron: el caso del escándalo Skanska.

"Este nuevo fideicomiso representa un aumento de cinco centavos por metro cúbico consumido, lo que para los niveles de uso habituales en una industria es un costo bastante alto, más aún siendo retroactivos al mes de noviembre de 2008", señaló el presidente de la UIS, Guillermo Jakúlica.

El directivo señaló que "este nuevo aumento se aplica para financiar la importación de gas, porque acá no hay suficiente producción".

Jakúlica señaló que "lo primero que planteamos es que el nuevo monto a pagar no sea retroactivo. En segundo lugar pusimos en conocimiento el frágil momento económico que atraviesan las empresas, que están tratando de estabilizarse y estas medidas desalientan la producción, ya que representan un cargo y un costo más. Nosotros hacemos un esfuerzo por mantener el nivel de empleo, pero a la hora de recargarnos nadie lo toma en cuenta", se quejó el empresario.

Comentá la nota