Industriales confían en que será un año de reactivación y generación de empleo

Los industriales esperan que el 2.010 sea significativamente mejor que el año pasado y se generen acciones que favorezcan la reactivación de la obra pública y con ella la generación de empleo en los distintos sectores.

El presidente de la Unión Industrial de Formosa, Jorge Antueno, dijo a La Mañana que confía en que será un buen año y si bien no se alcanzarán los niveles de 2.007, la obra pública volverá a ganar dinamismo y aumentará la demanda de empleo.

"Tuvimos un 2.009 complicado para la industria en general pero confiamos en que este año nos irá mejor. En Formosa se da la particularidad de un trabajo serio y responsable entre el Estado y el sector privado. Tenemos una buena experiencia en los proyectos trazados con la Subsecretaría de Desarrollo Económico, Ministerio de Economía y la Dirección de cooperativas, entre otros. Los sectores públicos y privados potenciamos el trabajo con los consorcios y cooperativas de ladrilleros para fomentar mano de obra", expresó.

Sostuvo que la reactivación de la obra pública dinamizará todo el circuito económico y favorecerá a la industria en general, sea por la compra de materiales de construcción, demanda de ladrillos y aberturas de madera.

También estimó que para mediados de año podrían concretarse algunos negocios interesantes con contactos internacionales y extraprovinciales para dar salida a la fabricación de muebles.

"El dólar sigue bajo para la industria del mueble y el cuero pero debemos mostrar un mayor perfil exportador. Otra de las posibilidades es el intercambio comercial con otras provincias. Nosotros ofreceríamos mobiliario escolar a cambio de otros bienes", expresó.

Si bien durante el año pasado la industria de la madera sufrió una reducción que rondó el 40%, el sector vaticina un año prometedor, basado en los indicadores económicos y en el concepto de que lo peor de la crisis ya pasó.

Crisis

Remarcó la importancia del apoyo del Gobierno y destacó que estuvo presente en lo peor de la crisis que se vivió a mediados del año pasado.

"Por eso decimos que sin la ayuda del Gobierno hubiese sido catastrófica nuestra situación. Hubiésemos tenido problemas en las comunas de todo el interior, con cortes de ruta y empleados despedidos en grandes cantidades. La industria del mueble se resintió a nivel país. Formosa vuelca su producción al centro y sur de la Argentina. Julio, agosto y setiembre del año pasado fueron los meses más críticos. En ese periodo se potenció el trabajo con el Gobierno de la provincia y llegamos a un acuerdo de ayuda al sector, como fabricación de muebles escolares y aberturas para viviendas", agregó.

Otro de los más castigados fue la industria del cuerpo, donde la actividad se redujo más del 50% y solo en el último año.

A raíz de la crisis hubo empresas que decidieron suspender sus inversiones en infraestructura y tecnología, hasta tanto se vislumbre un panorama más esperanzador.

Antueno remarcó que junto con la subsecretaría se organizaron consorcios y ayudas para el sector maderero, industria que representa la actividad privada que más mano de obra demanda en la provincia, solo superada por el Estado como generadora de empleo.

También fue importante la habilitación de líneas de crédito lanzadas por el Gobierno a través del Fondo Fiduciario con tasas de interés por debajo de las ofrecidas en el mercado. Son destinados a pequeñas y medianas empresas para capital de trabajo, compra de materia prima, servicios.

El Banco de Formosa dispone de una línea de créditos, a la cual destinó 10 millones de pesos, a una tasa del 17%, pero como en este esquema el Estado Provincial subsidia una porción de la misma hasta en un 5%, se vería reducida a un 12%.

"Es una tasa más que razonable y accesible a los mismos segmentos del comercio, la industria y servicios. No se consiguen tasas tan bajas en el mercado y por eso debemos cuidar esta herramienta. Estamos trabajando con el Fondo Fiduciario en ayudar a quienes deseen esta asistencia", valoró.

Comentá la nota