LA INDUSTRIA VETERINARIA FRENO SU CRECIMIENTO ESTE AÑO Y TERMINARA CON BAJA DE 20 POR CIENTO

La industria veterinaria, que venía creciendo paulatinamente en los últimos años, durante 2008 registró un freno en su actividad, principalmente en el sector de ganadería bovina, donde se produjo una baja de 20 por ciento en el volumen de ventas, con incremento de los plazos de pago.
Así lo destacó la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios (CAPROVE), que explicó que "esto se debió al impacto del conflicto entre el campo y el Gobierno, que generó un bajo uso de productos veterinarios e inconvenientes en la distribución de los productos a nivel nacional".

"A esta coyuntura se le sumaron el factor climático, la crisis financiera mundial y la falta de medidas concretas de incentivo a la producción ganadera y lechera", afirmó CAPROVE. Además, subrayó que "en los últimos años la industria ha tenido que realizar importantes inversiones, sin disponibilidad de créditos, para adecuarse a las Buenas Prácticas de Manufactura exigidas el SENASA, que junto con el incremento de costos operativos e insumos; acuerdos salariales y la competencia de manera desleal, hoy encuentran al sector sobreofertado, sin crédito y con baja rentabilidad".

Comentá la nota