La industria del software blinda su mano de obra contra la crisis

La industria del software blinda su mano de obra contra la crisis
El sector registró 53.000 empleados en 2008 y espera que suban a 57.000, pero su realidad es desigual. Algunas firmas sienten el parate y otras buscan personal calificado
Las empresas de software se convirtieron en las primeras en idear un sistema propio para combatir el desempleo. Debido a que la realidad del sector hoy es desigual –algunas compañías siguen precisando personal calificado, mientras que otras ya frenaron su actividad– las firmas se contratarán entre ellas para evitar despidos.

La cámara del sector (CESSI) desarrollará una aplicación de software para colgar en una red on line (una suerte de Intranet), en la que se registrarán las empresas que demanden recursos humanos. "No es una bolsa de trabajo, ni un banco de empleados, sino un banco de necesidades", aclaró el presidente de CESSI, Miguel Calello. "La iniciativa surgió en la Comisión de Recursos Humanos de la cámara en el último mes y medio. La idea es que las empresas presenten su demanda y aquellos que puedan satisfacerla se contacten y negocien entre ellos", añadió. En dirigente reconoció que definieron con cuidado la alternativa, para evitar problemas legales. "Quisimos tener mucho cuidado con el mercado laboral, por eso preferimos no usar ninguna otra figura, acá el vínculo es de empresa a empresa", insistió y anticipó que se pondrá en unos 15 días.

En 2008, el sector registró 53.000 empleados (se espera que en 2009 asciendan a 57.000); facturó $ 7.700 millones y exportó u$s 500 millones. Para este año, CESSI espera un incremento del 12,5% en la facturación, pese a que reconoció que ya hay una paralización de proyectos en el sector privado, al tiempo que denunció falta de vocación del Estado por comprar software nacional, incluyendo a la próxima licitación de un sistema informático para la Aduana.

Antecedente

Para Jorge Sappia, ex secretario de Trabajo de la Nación y abogado laboralista, la iniciativa de las empresas de software para proteger el empleo es creativa, pero recomendó la intervención oficial. "Me parece novedoso. Es una idea que merece ser realizada y estudiada, porque hay una reserva del puesto de trabajo", dijo. "Pero si hubiera sindicato, habría que convocarlo, así como a la autoridad de aplicación, para dar certeza de derechos y obligaciones de cada uno. Porque lo que interesa a ambas partes en la relación laboral es la certeza", añadió. En el mercado del software, aún no hay un sindicato reconocido, pero sí hay una agrupación denominada Agosia (Asociación Gremial de Operadores de Sistemas Informáticos y Afines) que está gestionando la personería gremial, contra la oposición de entidades que nuclean a mercantiles y telefónicos.

Cecilia Bastide, directora de la consultora en Recursos Humanos AO Consulting, también recomendó formalizar el proyecto. "La iniciativa es muy buena, pero hay que darle un marco, determinar claramente a quién le presta servicios la persona y los intercambios de información deben ser manejados por especialistas en recursos humanos", consideró.

Para la consultora Ana María Gueli Enriquez "todo lo que se haga en favor del empleo siempre va a ser bueno. Los detalles se irán viendo sobre la marcha y se irán puliendo, pero todo lo que se haga en favor de estar más unidos e informados es positivo". "Más allá de la coyuntura, lo que buscamos es sembrar el embrión de la asociatividad, crear conglomerados económicos", coincidió Calello.

Comentá la nota