La industria sigue en caída

El acero tuvo el peor desempeño, con una baja de 39,6 por ciento, seguida por la industria automotriz, que retrocedió 29,8 por ciento.
La actividad industrial registró en abril una caída de 1,4 por ciento y acumula un retroceso de 1,8 en lo que va del año, siempre con relación a igual período de 2008, según informó ayer el Indec. La producción de acero tuvo el peor desempeño, con una baja de 39,6 por ciento, seguida de cerca por la industria automotriz, que se derrumbó 29,8 por ciento. Este último sector es el de mayor incidencia en el Estimador Mensual Industrial, y así como de 2003 en adelante fue la locomotora de la industria, ahora es el que más tracciona para abajo. Otro rubro que cayó fuerte es el de la industria textil que disminuyó su producción 12,3 por ciento. La contracara fueron los alimentos y los productos químicos que treparon 12,8 y 11,9 por ciento en el mes, respectivamente.

Es la cuarta caída mensual consecutiva en lo que va del año, hecho que no se verificaba desde octubre de 2002 cuando el sector atravesaba una profunda recesión. En enero cayó 4,6 por ciento, en febrero 1,1, en marzo 0,4 y ahora 1,4 por ciento, siempre con relación a igual período de 2008. Respecto del mes anterior, en cambio, hubo una suba de 2,3 por ciento en términos desestacionalizados. Ese dato se evidencia en la utilización de la capacidad instalada que en el mismo período subió de 69,7 a 74,7 por ciento. Al ver la utilización por sector se observa que la situación más holgada se registra en los bloques que más cayeron: vehículos automotores (45,5 por ciento) y metales básicos (64,1 por ciento). Mientras que refinación de petróleo se encuentra en una situación más ajustada (91,8 por ciento), aunque bajó 2,4 puntos con relación a igual mes de 2008.

De los doce bloques industriales sobre los que se informa en el anticipo, ocho registraron subas y cuatro cayeron. Además de la industria alimenticia y los productos químicos, también subieron la industria del tabaco (6,4), papel y cartón (6,8), edición e impresión (7,3), productos de caucho y plástico (4,8), industria metalmecánica (9,4) y minerales no metálicos (2,3 por ciento). Sin embargo, el derrumbe de la industria automotriz y de metales básicos terminó siendo determinante para que el dato fuese negativo. Además, cayeron producción de textiles (-12,3) y refinación de petróleo (-2,6 por ciento).

Al analizar los datos desagregados del mes, se observa que en Alimentos, todos los rubros aumentaron su producción. Bebidas encabezó el ranking con 16,7 por ciento, seguido de azúcar (14,5), molienda de cereales y oleaginosas (14,5) y lácteos (9,8). El peor desempeño del bloque lo tuvo carnes rojas (5,1), aunque en el cuatrimestre acumula una mejora de 20,3 por ciento. En productos químicos la suba estuvo liderada por detergentes (16,7) y productos farmacéuticos (14,8). En caucho y plástico, las manufacturas de plástico subieron 9,6, pero los neumáticos cayeron 16,1 por ciento. En Minerales no metálicos hubo fuertes subas en la producción de vidrio (13,2) y caída en cemento (-9,9 por ciento). En productos textiles la mayor caída correspondió a hilados de algodón (-12,8) y tejidos (-12,2 por ciento). El bloque metales básicos cayó 32 por ciento por el derrumbe del acero (-39,6), pero la producción de aluminio primario subió 7,6 por ciento.

Las perspectivas para mayo también son malas. Según la encuesta del Indec, sólo el 4,9 por ciento de los industriales prevé un aumento de la demanda. El 12,2 por ciento prevé una baja y el 82,9 por ciento restante cree que no habrá cambios. Un poco más atenuado fueron los pronósticos sobre exportaciones: 13,6 por ciento estimaron un aumento y 17,3 por ciento dijeron que caerá. Al ser consultados sobre las importaciones, el 17,1 por ciento dijo que caerán, el 9,8 por ciento que aumentarán y el 73,1 restante no prevé cambios. Pese a todo, las firmas parecen dispuestas a conservar su personal. El 97,6 por ciento dijo que no habrá cambios. Cuando le preguntaron sobre como evolucionarán las horas trabajadas, el 14,8 estimó que caerán y apenas el 6,2 cree que aumentarán.

Comentá la nota