La industria sigue en caída

La producción de acero y el sector automotor volvieron a liderar la baja, con un retroceso interanual de 29,8 y 23,6 por ciento, respectivamente. Ocho de los doce sectores informados mostraron caídas. Con respecto a junio la caída fue de 0,2.
La actividad industrial cayó en julio 1,6 por ciento respecto del mismo período del año anterior, según informó ayer el Indec. La producción de acero y el sector automotor volvieron a liderar la baja con un retroceso interanual de 29,8 y 23,6 por ciento, respectivamente. La industria textil y la refinación de petróleo también quedaron en rojo con bajas de 8,1 y 11,7 por ciento. La contracara fueron los productos químicos, el caucho y el plástico que crecieron más de 10 por ciento. También hubo un retroceso en relación con el mes anterior que, si bien fue de sólo 0,2 por ciento, dejó en evidencia que la recuperación no llega.

En la comparación interanual ocho de los doce sectores informados mostraron caídas. Como viene sucediendo en los últimos meses la rama más golpeada fue la automotriz, que se desplomó 23,6 por ciento, acumulando una contracción de 27,1 por ciento en lo que va del año. La segunda industria más castigada fue la de metálicas básicas, donde se produjo una baja de 24,7 por ciento durante julio. Este resultado es producto de una caída de 29,8 por ciento en la fabricación de acero crudo, mientras que la de aluminio creció 1,2 por ciento. También fue relevante la fuerte disminución de 11,7 por ciento en la refinación de petróleo, lo que generó una baja de 5,3 por ciento en el acumulado desde enero.

La industria textil acusó en julio una contracción de 8,1 por ciento, provocando un saldo negativo de 12,5 por ciento en siete meses. Dentro de las ramas de mayor envergadura se computa también una baja de 0,7 por ciento en el conglomerado de industrias dedicadas a la fabricación de materiales para la construcción. Esta disminución fue arrastrada por una caída de 10,3 por ciento en la elaboración de cemento, mientras que hubo alzas de 6,6 por ciento en vidrio y 5,7 por ciento en el resto de los materiales. Los otros sectores en baja fueron papel y cartón (-0,4 por ciento), edición e impresión (-0,6 por ciento), industria del tabaco (-2,2 por ciento).

Dentro de las ramas en alza se destacó un fuerte aumento interanual de 30,1 por ciento en productos químicos, de caucho y plásticos. Los rubros de este segmento de mejor performances fueron químicos básicos (49,5 por ciento) y materias primas plásticas y caucho sintético (94,5 por ciento). En la industria alimentaria se produjo un crecimiento de 4,7 por ciento, liderado por un avance de 10,4 por ciento en carnes rojas. Los otros sectores en alza fueron productos de caucho y plástico (11,7 por ciento) y el resto de la industria metalmecánica excluida la industria automotriz (3,8 por ciento).

Por su parte, la utilización de la capacidad instalada se colocó en el 71,4 por ciento, menos de dos puntos porcentuales que el 73,2 por ciento de igual mes del año pasado. En lo que respecta a la encuesta cualitativa, el 84,1 por ciento de los empresarios dijo que no contempla cambios en el nivel de actividad para el corto plazo; el 10,6 por ciento proyectó una baja y el 5,3 que anticipó una suba. Al ser consultados sobre las perspectivas del mercado externo, el 15,5 por ciento de los encuestados consideró que bajarán sus exportaciones, contra un 12,5 que confía en un incremento, mientras que el restante 72,1 por ciento sostuvo que se mantendrá el actual nivel.

Comentá la nota