La industria local, bajo presión

En la Argentina, el mayor efecto sobre el empleo se registra en el sector automotriz y agroindustrial, en Santa Fe y Córdoba. La primera ha tenido que sancionar la Ley de Emergencia Laboral, que prohíbe a las empresas realizar despidos injustificados por 180 días. En la provincia vecina se triplicó la cantidad de empresas que presentaron el procedimiento preventivo de crisis. Por la crisis fueron afectados 2.000 trabajadores santafesinos, con despidos en un 30 por ciento.
En Córdoba, la terminal Volkswagen mantiene suspensiones (1.050 trabajadores); otras acordaron frenar despidos a cambio de acuerdos de congelamiento de haberes como Renault. La situación de los autopartistas es más cruda. Venturi, fabrica de válvulas y componentes, anunció el despido de 86 trabajadores.

Comentá la nota