La industria del juicio se expande en la provincia y al rubro servicios.

Hay casos de irregularidades contra productores y empresas de Valle de Uco y San Rafael y hoteles del Gran Mendoza. La Justicia podría intervenir de oficio.
A poco más de una semana de reflotarse el tema de la industria de los juicios laborales truchos con epicentro en el Este (Tercera Circunscripción), se empiezan a ventilar más casos que muestran cómo el "negocio" de las demandas fraguadas o irregulares en su origen se expande en otros puntos de Mendoza, e incluso a rubros como la hotelería.

Desde principios de 2008 y hasta marzo último, a las Cámaras laborales de la provincia ingresaron más de 18 mil causas, de las cuales 3.510 son casos gestados en lo que va del año, de acuerdo a la oficina de Estadísticas de la Suprema Corte.

Lo que las estadísticas no discriminan, hasta ahora, es la autenticidad de las demandas, su fundamentación y testimonios. En tal sentido, la Cuarta Circunscripción Judicial (Valle de Uco), y obviamente el accionar inescrupuloso de algunos abogados, se suma a los cuestionamientos y denuncias formuladas inicialmente en San Martín.

Mientras tanto en la Cámara de Comercio, Agricultura e Industria de San Rafael esperan detalles en firme de los empresarios para sustentar un pedido de jury contra un camarista de la 2da Circunscripción, donde las Cámaras laborales acumulan casi 200 expedientes en el primer trimestre.

Similar es la posición de la Asociación de Empresarios Hoteleros y Gastronómicos (Aehga), que nuclea a 35 establecimientos del Gran Mendoza. De ese número, al menos 12 acusa acciones legales irregulares y esperan una gestión institucional en su favor.

Es que la mayoría de las empresas, reticentes a ventilar sus problemas por temor a represalias (legales y sindicales), más aún cuando los procesos judiciales ya están en marcha, buscan el paraguas de las cámaras sectoriales. Otros tantos prefieren el arreglo extrajudicial para no avanzar a esa instancia; muchos otros, tras acumular cartas-documento, analizan los pasos a seguir.

Un letrado valleuquino, bajo reserva de identidad, habla de "numerosísimos juicios laborales" contra empresas de la zona y describe que el modus operandi ya conocido de los patrocinantes va incluso más allá.

"Pagan para encontrar clientes, también de casos de mala praxis médica y contra el Estado".

Sea como fuere y si finalmente la Procuración General de la Suprema Corte lo decide, una investigación de oficio (al igual que en San Martín- ver aparte) requiere partir de declaraciones públicas, como lo confirmaron desde el entorno del Procurador, donde hablan de "vocación" de indagar bajo esa condición. Pero no será fácil: tanto en el Valle de Uco como en el Sur hay dos fiscales con una doble competencia, que los obliga a atender denuncias en lo correccional y laboral a la vez.

En el Valle de Uco

Jugos Mendocinos, una firma dedicada desde hace años a elaborar caldos para marcas de sidra como La Farruca, acusa una serie de reclamos dudosos en el planteo y sus pruebas, tan frecuentes que ya los consideran "normales". "Tenemos áreas tercerizadas a otras firmas que a su vez contrataban trabajadores.

Algunos de estos luego terminaban demandándonos. Puede que vayan a la Subsecretaría de Trabajo y los asesoren mal, pero lo cierto es que un abogado los orienta acerca de contra quién accionar", explica Nélida Costa, del área de Recursos Humanos. Ahora toman sus recaudos. Según Costa, "siempre se intenta llegar a un acuerdo. Pero empezamos a cuidarnos y vemos a quién tomamos y a quién no. Llevamos años aquí y conocemos a la gente".

Antonio Filippi es un viticultor de 85 años que posee 8 hectáreas de uva malbec en su finca de San Carlos, donde cedió una vivienda al matrimonio Pérez. A poco de morir Vicente Pérez, su viuda demandó a Filippi por alegar que su marido, como ex- empleado, había fallecido por envenenamiento al manipular agroquímicos.

Ahora, en la familia del demandado sospechan de un abogado y ex concejal de la comuna contratado en su momento para tramitar la sucesión de Filippi, por su vínculo con Gustavo González, querellante. Mientras la defensa busca rebatir la supuesta condición laboral de Pérez y su estado de salud, surgieron algunas dudas de connivencia, habida cuenta de que la jueza interviniente podría emparentarse con uno de los sospechados.

Qué pasa en San Rafael

El problema no es nuevo para productores y comerciantes sureños. Según Alejandro Salafia, presidente de la Cámara de Industria, Comercio y Agricultura de San Rafael, "se repite el tema de los testigos falsos, pero lo que no ayuda es el criterio judicial generalizado de la presunción de razón en favor del trabajador. Eso hace que las empresas no vayan a la Justicia por temor a perder y quede un margen para abusos de litigantes".

Los Andes intentó recabar sin éxito casos puntuales. Sólo trascendió que bodegas, industrias metalmecánicas y secaderos de ciruela son los rubros más afectados. Desde la entidad reconocieron que, más allá de las exposiciones de los empresarios, persiguen un objetivo: lograr el Jury para un camarista local.

Hoteleros en guardia

Es sabido que el sector hotelero maneja la modalidad de contratos eventuales, mensuales o bimestrales, atados a la estacionalidad. Ése fue el caldo de cultivo que, según los empresarios, generó una oleada de demandas hace un tiempo.

"Nunca habíamos tenido problemas, hasta que hace poco recibimos una denuncia pidiendo indemnización por el total de tiempo trabajado desde el alta inicial, en 2007", describe el dueño de un hotel céntrico de larga trayectoria.

Para los empresarios es un modelo que se repite de unos a otros.

"Es una generalidad. El exceso de abogados hace que busquen hacer cualquier cosa, como los juicios por accidentes de trabajo. Y así las Cámaras laborales están saturadas de expedientes", señala Tito Sottano, del Internacional, y directivo de la entidad sectorial, quien impulsa denunciar los casos "institucionalmente".

Su hija Verónica lo describe así: "Cuando llega el correo y entre las cartas hay algo parecido a un telegrama laboral, sentís algo similar a un ataque de pánico, palpitaciones.... uno puede convertirse en cardíaco al instante".

Comentá la nota