INDUSTRIA FRIGORIFICA ACUSA IMPACTO DE CRISIS Y ADMITE QUE PUEDE HABER RESTRICCIONES AL EMPLEO

BUENOS AIRES, nov 6 (DyN) - La industria frigorífica ya acusó el impacto de la crisis financiera mundial y reconoció que hay empresas que podrían presentarse en estado de crisis para discutir "condiciones laborales excepcionales".
Así lo señaló el presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA), Daniel Urcia, quien destacó que la crisis recortó la demanda de alimentos, impulsó una baja en sus precios, y congeló la posibilidad de acceder al crédito, por lo cual anticipó que las empresas del sector comenzarán a adoptar medidas que si bien preservarán el empleo, adelantarán vacaciones y eliminarán horas extras.

"La crisis financiera ya impacta en la demanda mundial de alimentos, y Argentina, como productora y exportadora de alimentos, no es ajena a esta cuestión", indicó Urcia, quien puntualizó que "la industria frigorífica ya vislumbró de cerca que el cimbronazo financiero impacta en los mercados que importan carne argentina".

Precisó que "los principales compradores cambiaron su actitud al pretender renegociar contratos o desacelerar su interés, además de pretender disminuir los precios de nuestros productos".

También destacó que "la Cuota Hilton también sufrió una brusca caída de precios como consecuencia de esta situación que tiene en jaque a los principales mercados europeos".

Además, indicó que "el mercado de cueros, que arrastraba problemas internos, ahora sufre también la merma de interés de los principales actores internacionales y ya anunciaron la suspensión del retiro del subproducto de numerosas plantas perdiendo todo valor comercial".

"El mercado externo sufre por esta crisis que genera caídas abruptas de volúmenes y precios", señaló Urcia, quien puso de relieve que "no hay nuevos contratos, solamente algunos esporádicos, y se están renegociando los viejos acuerdos".

Asimismo, remarcó que "en el mercado interno hay disminución del consumo y además los valores de los subproductos se desplomaron, encabezados por el cuero, en una pendiente que afecta por igual a las menudencias, el sebo y las harinas de carne".

"Todos estos factores golpean de lleno sobre la rentabilidad de las empresas frigoríficas argentinas", subrayó el titular de la FIFRA.

Puntualizó que "frente a esta coyuntura, cada compañía respetará su responsabilidad social empresaria, poniendo en funcionamiento los mecanismos vigentes para épocas de crisis, como el adelanto de vacaciones o empleando la figura de la garantía horaria, con el fin de garantizar el empleo como lo establece la ley".

De todos modos, afirmó que "en casos extremos se deberá recurrir a la presentación como empresa o sector en crisis a efectos de discutir condiciones laborales excepcionales".

A su criterio, "este esquema de emergencia podrá mantenerse aunque comenzará a debilitar la situación financiera de las empresas que, frente a este panorama mundial encuentran restricciones en sus posibilidades de ventas".

Comentá la nota