Industria: Diputados trataría la ley después de las elecciones

La Cámara Baja aprobó el tratamiento de preferencia solicitado por los diputados fueguinos, para abordar en la próxima sesión ordinaria el proyecto que estipula una serie de beneficios impositivos para la industria fueguina.
Los representantes provinciales acordaron mantener la unidad para lograr que el proyecto se aborde. El ex presidente Néstor Kirchner defendió la iniciativa y fustigó a los importadores. «Saltan porque tienen negocios muy importantes con esos productos», afirmó.

Luego del frustrado pedido para que la Cámara de Diputados trate el proyecto de ley con beneficios impositivos para la industria fueguina, ayer los representantes parlamentarios por Tierra del Fuego lograron que la iniciativa reciba un tratamiento preferencial en la próxima sesión ordinaria que se llevaría adelante tras los comicios legislativos nacionales del 28 de junio.

«Hubiésemos querido que se trate hoy, pero no estaban los dos tercios de los votos necesarios», reconoció el diputado Leonardo Gorbacz, quien sin embargo calificó su tratamiento preferencial como «un paso adelante».

Gorbacz aseguró que para su tratamiento en la próxima sesión el proyecto sólo necesitaría «mayoría simple».

Por su parte, la diputada Nélida Belous sostuvo que «a pesar de los esfuerzos realizados por todos los diputados fueguinos hasta último momento, nos resultó imposible poder reunir los votos para conseguir plantear el tratamiento de este proyecto sobre tablas».

De todos modos, seguiremos hablando con todos los bloques para que comprendan que esto no es un privilegio para Tierra del Fuego, sino que es dar una vuelta de página y empezar a apostar por la industria nacional», agregó.

Belous atribuyó una gran parte de los escollos encontrados para tratar el proyecto hoy al «evidente lobby realizado por los importadores que, a través de solicitadas, entrevistas en medios y cadenas de mails; intentan confundir a los diputados y a la ciudadanía sobre quién gana y quién pierde con esta iniciativa. Estos señores, cuyas inversiones en el país son nulas, buscan favorecer los intereses del empresariado extranjero. Nosotros estamos defendiendo los intereses del pueblo de Tierra del Fuego».

Gorbacz remarcó que «hay que seguir sosteniendo el proyecto porque el dictamen de comisión tiene plena vigencia y estamos confiados en poder avanzar pronto. Esta ley puede cambiar el esquema económico de Tierra del Fuego y todos los ciudadanos fueguinos tenemos que apoyar y ayudar para que esto avance».

«Hay dirigentes fueguinos que han advertido que estamos dando una discusión para las próximas décadas y otros que sólo pueden ver la conjuntara de fin de mes, y que no están a la altura de las circunstancias», opinó el parlamentario.

El secretario de Promoción Económica y Fiscal, Fabio Delamata, lamentó que la Cámara de Diputados haya resuelto postergar el tratamiento del proyecto de ley que propone beneficios impositivos a la industria fueguina, entendiendo que «no es positivo para la provincia y tampoco para la Nación, porque se ha relegado un proyecto importante para el desarrollo».

«La provincia necesita, justamente, de estas normativas para desarrollarse como polo tecnológico» sostuvo el funcionario, «pero más que nada, lo necesita la Nación, porque esto representaba un claro golpe a la importación y las pequeñas y grandes empresas que sólo se dedican a traer y mover mercaderías por el mundo dándole un mínimo valor agregado», mientras que en Tierra del Fuego «se iba a producir un proceso genuino, que tenía mucha más vigencia desde el punto de vista tecnológico y que apuntaba a un aspecto que es totalmente transparente contra la importación», afirmó.

Para el titular de la Secretaría de Promoción Económica y Fiscal, tampoco existen certezas sobre si el proyecto podría ser tratado «después de las elecciones», reiterando que su aprobación habría representado «un punto de inflexión para la industria fueguina».

«Este proyecto protegía a la industria nacional como se protege a la industria automotriz u otras industrias que para la Nación son una importante fuente de trabajo, evitando una liberación de las importaciones para que los productos circulen libremente cuando no brindan ni siquiera un mínimo de ocupación de mano de obra», señaló Delamata.

Kirchner defendió la ley

En declaraciones recogidas por la agencia Télam, el ex presidente y actual candidato a diputado nacional por el Frente Justicialista para la Victoria, Néstor Kirchner, dijo ayer que «algunos se están quejando por una decisión de la Presidenta de que los celulares se elaboren en Tierra del Fuego».

«En la actualidad la Argentina está importando seis mil millones de dólares por año en celulares y en tecnología electrónica», señaló al encabezar un acto partidario en Zárate. Agregó que «hacerlos en el país no va a costar más, al contrario generará trabajo argentino».

«Los importadores saltan porque tienen negocios muy importantes con esos productos», sostuvo y añadió que «en esto también son dos modelos, dos visiones», acusó.

Comentá la nota