La industria chaqueña insiste en que SECHEEP ya trasladó a su tarifa el aumento de CAMMESA

La industria chaqueña insiste en que SECHEEP ya trasladó a su tarifa el aumento de CAMMESA
El sector industrial recibió con ironía la comunicación de Secheep respecto de que no se trasladará a los usuarios el 22 % de aumento de la energía mayorísta dispuesto por Cammesa, ya que el sector contabiliza aumentos de hasta el 90 % previos a esta disposición.
“Hay fuerte preocupación por el crecimiento de algunos costos como el de energía eléctrica, que ha sido muy importante en términos de aumento respecto a otras provincias del país” señaló ayer el presidente de la Unión Industrial del Chaco Ricardo Khayat. Endeclaraciones a FM Universidad remarcó ayer estos fueron anteriores al aumento que sufrió Secheep de parte de Cammesa y del anuncio de la empresa de que no iba a trasladarlo a sus usuarios.

“Esto no es así desmintió- , los aumentos de Cammesa se trasladaron antes a la tarifa eléctrica de la industria. Hemos sufrido en algunos rangos, como el de media tensión, entre el año 2007 y el 2008 un reajuste de tarifas del 90 % y en otros rango, como el de baja tensión, un ajuste del 70 % en estos dos años”.

El dirigente industrial acusó que la última Resolución 0701 de agosto pasado, “responde justamente al aumento de Cammesa que ahora se dice que no se va a trasladar. No es así, se ha trasladado efectivamente un 20 % a la industria y a los hogares también”, planteó. Esto preocupa, más si la empresa comunica que no va a trasladar aumentos que incluso, no recibe”, agregó.

Más transparencia

Khayat recordó que la UICh tiene reveladas las tarifas industriales de media y alta tensión en Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, distritos donde se concentra la mayor instalación industrial del país y los competidores de los industriales locales. “Esas tres provincias tienen una energía sensiblemente inferior a la nuestra y lo mismo pasa en el caso de los hogares”, acusó abriendo sospechas sobre la administración misma de la empresa estatal.

“Uno tiene dudas sobre la eficiencia de Secheep para distribuir porque otras empresas provinciales incluso ( Santa Fe , Córdoba), llegan con una energía más económica a la industria, permitiéndoles competir mejor. Me parece que hay revisar o ver qué tan productiva es nuestra empresa de energía”, señaló proponiendo cotejar parámetros como costos de distribución y salarios sobre kw distribuidos.

“Hay que sincerar esto: Secheep durante años no publicó su balances, nunca mostró estas cifras y me parece que es tiempo ver la eficiencia en toda la cadena que compone a un sector productivo como el industrial que debe superar sus desventajas respecto del resto del país”, reclamó.

El industrial valoró la propuesta del gobernador de comenzar a publicar los balances de las empresas públicas incluyendo a Secheep y planteó que también es tiempo de incorporar definitivamente a esta y las demás empresas públicas, el director por los usuarios, ordenado en la misma Constitución Provincial reformada en 1994.

Crisis sin piso

El titular de la UICh refirió al título del ultimo pronunciamiento de la UIA respecto de “No hablar de aumentos de sueldos”, tal cual se tituló

“Es una síntesis de las reuniones regionales de la UIA y de la mayoría de los sectores con representación en la entidad nacional

“La ecuación económica de las empresas, la situación presente y la incertidumbre, generaron el llamado de atención del sector industrial”, anotó.

Khayat anotó que la pretensión sindical en materia salarial, es indexar los salarios a la inflación, sin contemplar parámetros como la productividad o la situación de las empresas. “Hay un contexto totalmente distinto del país” anotó.

El empresario coincidió en los datos de la situación de crisis que ya se refleja en el menor crecimiento de la recaudación nacional en los últimos 33 meses. Anotó que la magnitud del problema aconseja ahora respetar la ecuación económica de las empresas sin aumentar sus costos y tratando de mantener mercados y precios.

“No se ve el piso de esta crisis y me perece que en Argentina vamos a ver aun efectos”, apreció, anotando el deterioro de las cuentas fiscales y en el comportamiento de los superávit de la balanza comercial y del fiscal, deteriorado “como un helado al sol” por el creciente gasto público.

En este sentido, el dirigente pidió madurez ante los peligros del año electoral, como postergar la definición de cuestiones importantes, que se transforman en moneda electoral. “Hay que actuar con mucha madurez, porque a los empresarios nos toca tratar de producir y mantener el empleo. A los políticos, no hacer presa de una cuestión política, cuestiones de estado que son necesarias trabajar para facilitar que la crisis transcurra sin tantos costos”, anotó.

Khayat anoto que si bien aun no se tienen datos o mediciones sobre el impacto de la crisis en el sector industrial y en sus pymes, del contacto permanente con colega tanto en la UIA como en la UICh, ya “se percibe una fuerte desaceleración en perspectiva para los meses venideros (à) hay una fuerte desaceleración de pedidos, en nivel de ventas anticipadas, se nota claramente”, ponderó.

Comentá la nota