"Indudablemente esto es una jugada política"

El intendente de 9 de Julio, Walter Batistella se defendió de las acusaciones que lo señalaban como instigador del escrache a los funcionarios provinciales, Alberto Pérez y Mario Oporto. El jefe comunal aseguró que las críticas responden a una cuestión política.
Batistella expresó en diálogo con La Tecla en Vivo “no tuve nada que ver con este episodio. De hecho en un medio nacional salieron los autoconvocados a adjudicarse el escrache. No sé que va a decir ahora el ministro después de esta salida, donde ya hay culpables y accionar policial”.

Al tiempo el intendente agregó: “Creo que esto es parte de la ineficacia y la intolerancia que tienen al momento de culpar a alguien y no tienen ningún empacho en hacerlo en el único distrito de la Cuarta Sección donde gobierna el radicalismo.

Indudablemente esto es una jugada política ya que en ningún momento hemos sido comunicados que llegaban los funcionarios cuando corresponde por protocolo que nos avisen para poder poner toda la seguridad a su disposición”, explicó a La Tecla en Vivo el jefe comunal de 9 de Julio.

Batistella aclaró que “había cinco funcionario dentro del grupo de gente que escrachó a los funcionarios y llamativamente sólo apuntan a dos que son los radicales. Ellos no tuvieron nada que ver con el escrache simplemente se acercaron para ver que ocurría ante semejante tumulto de gente”.

Por último el funcionario municipal señaló: “Esta es una jugada en mi contra. Por las últimas encuestan al oficialismo no le dan los números en la Cuarta. Quieren tapar su ineficacia, sin ir más lejos les tocó pagar en carne propia el problema de inseguridad que padecemos en esta localidad”, culminó.

Comentá la nota