Indignación por veto a ley de sequía en Rio Negro

Tanto el senador Pablo Verani como desde el gobierno provincial manifestaron su indignación al enterarse del veto del Poder Ejecutivo a la ley que declaró el desastre por sequía en la provincia de Rio Negro.
Tanto el senador Pablo Verani como desde el gobierno provincial manifestaron su indignación al enterarse del veto del Poder Ejecutivo a la ley que declaró el desastre por sequía en la provincia de Rio Negro.

El senador nacional Pablo Verani manifestó su indignación ante el veto parcial del Poder Ejecutivo Nacional a la ley 26.502.

"Tendrían que venir a la Línea Sur de mi provincia, para entender cual es la magnitud del problema" sostuvo Verani, al enterarse de los alcances del veto a la ley de su autoría recientemente sancionada por el Congreso Nacional.

El veto del Poder Ejecutivo fue dirigido a los artículos 2, 3, 4, 5 y 6 de la ley propiciada por Verani. Es decir, un veto al espíritu de la norma.

Verani señaló que el veto adoptado implica un desconocimiento de la realidad productiva, donde se asiste a pérdida irreparables producto de la sequía que afecta a una amplia región de la provincia de Rio Negro.

Esta ley implicaba la declaración de zona de desastre y la instrumentación de mecanismos para al menos paliar esa dramática situación para la producción y las economías regionales.

El artículo 2 establecía que "el Poder Ejecutivo nacional destinará una partida especial para la asistencia y reparación de las pérdidas ocurridas en los Departamentos de la provincia de Río Negro incluidos en la zona de desastre declarada por el artículo 1° de la presente ley.

El artículo 3 "el Gobierno de la provincia de Río Negro, efectuará un relevamiento de los damnificados por la sequía, como así también una ponderación de los daños y perjuicios sufridos.

Los damnificados relevados serán beneficiarios de las acciones de asistencia y reparación que se realicen con los recursos de la partida especial prevista en el artículo 2° y de los demás beneficios que se establecen en la presente ley.

El artículo 4 eximía "del impuesto a las ganancias y sobre los bienes personales a los productores de las zonas afectadas por la sequía en la provincia de Río Negro, durante el plazo que dure el estado de desastre y sus efectos".

El artículo 5º sostenía que se facultaba "al Poder Ejecutivo nacional a ampliar las zonas geográficas y los recursos previstos en la presente ley, en caso de extenderse la situación de desastre a otros Departamentos de la Provincia de Río Negro".

En tanto el artículo 6 determinaba que "el Poder Ejecutivo Nacional instrumentará, a través del organismo de recaudación fiscal (AFIP), quitas y/o condonaciones a los contribuyentes incluidos en la zona de desastre, como asimismo establecer a través del organismo provisional (ANSeS) planes de pago especiales, quitas y/o condonaciones a los mismos sujetos incluidos en dicha zona".

El decreto 1142/2009 de Poder Ejecutivo Nacional vetó entre otras leyes vinculadas a la situación agropecuaria que son de público conocimiento, los artículos antes mencionados de la ley 26.502, autoría del senador Verani.

Malestar de Accatino

El Ministro de Producción Juan Accatino manifestó su sorpresa y malestar al enterarse que en la misma fecha que fue promulgada la Ley 26.502, el Poder Ejecutivo Nacional a través del Decreto 1142/09 observa casi la totalidad de los artículos de la mencionada Ley, dejándola sin efecto.

En particular resulta preocupante el veto de los artículo 4º y 6º, ya que en el primer caso la eximición del impuesto a las ganancias es más que justificada por haberse producido ventas anticipadas de terneros o inoportunas de vientres a raíz de la sequía", señaló el funcionario.

"En el artículo 6º se facultaba a la AFIP y ANSES a realizar quitas o condonaciones, ya que la crisis provocada por la sequía condicionó la disponibilidad de recursos para hacer frente a las obligaciones tributarias y previsionales".

"La declaración de zona de desastre es insuficiente sino va a acompañada de políticas activas que atenúen los efectos de la emergencia o acompañen una reactivación productiva. Los artículos vetados de la Ley la convierten en un mero enunciado que no agrega beneficios a los ya previstos por la legislación provincial".

"Lamento profundamente que esta ley tan esperada y necesaria para ayudar a nuestros productores ganaderos se vea ahora trunca. Lo que se presentaba como una alternativa para atenuar los efectos de la sequía, con este veto parcial del Poder Ejecutivo, no hace más que marcar un retroceso en la consideración de la problemática", finalizó Accatino.

Comentá la nota