Indignación por el rechazo oficialista a la emergencia sanitaria por el dengue

El senador radical Ernesto Sanz aseguró que "el síndrome del Indec" se extendió al área de salud; el director del Instituto Pasteur admitió hoy que "era de esperar" que se produjera un brote en la ciudad y reconoció que "pueden seguir apareciendo" casos autóctonos
El senador radical Ernesto Sanz expresó hoy su indignación porque el Gobierno frustró el tratamiento de la ley de emergencia nacional por el dengue, y sostuvo que "está claro que el «sindrome del Indec» se metió en la salud".

Sobre el tratamiento del tema del dengue en el Senado "estábamos en un país normal, hasta que apareció el país anormal", añadió Sanz, quien sostuvo que en la Argentina "a algunos no les interesa vivir en el país de los consensos".

El legislador, en diálogo con radio Continental, lamentó que anoche, cuando se trataba el proyecto sobre el dengue con amplio consenso de oficialismo y oposición, y con contenidos importantes para frenar el mal, a último momento llamaran de la residencia de Olivos al titular de la bancada oficialista, Miguel Angel Pichetto, para dar la orden de abordar la sesión.

Mientras la oposición se preparaba para responder a la jugada del Gobierno, Pichetto dijo que él había llamado a la Presidenta y que, a partir de esa comunicación telefónica, decidieron postergar la discusión legislativa. Sin embargo, fuentes oficialistas confirmaron que la llamada partió de Olivos.

"Hay una preocupación del Gobierno por la imagen del país en el exterior", dijo el jefe de los senadores oficialistas. "Sería importante ver de manera más equilibrada el asunto, por eso propongo una postergación", concluyó.

Las críticas no se hicieron esperar. En una improvisada conferencia de prensa, todo el arco opositor cuestionó la medida. "Esto es un verdadero papelón del oficialismo, una irresponsabilidad", se quejó el socialista Rubén Giustiniani (Santa Fe). "Esto forma parte de la política de esconder la realidad", denunció la peronista disidente Sonia Escudero (Salta).

El proyecto postergado declara la situación de emergencia por el brote de la enfermedad en las provincias de Catamarca, Chaco, Jujuy y Salta y dispone reasignar fondos al Ministerio de Salud como una partida aparte que se destine al tratamiento y prevención de la enfermedad.

En Capital y el conurbano. El director del Instituto Pasteur, Oscar Lencinas, admitió hoy que "era de esperar" que se produjera un brote de dengue en la ciudad de Buenos Aires, debido a la "gran migración hacia el norte y los países limítrofes", y reconoció que "pueden seguir apareciendo" casos autóctonos.

En declaraciones al canal TN Lencinas aseguró que "lamentablemente no alcanzó" la campaña de prevención, y advirtió que "lo que tenemos que seguir haciendo es no bajar los brazos y profundizar el trabajo en el invierno. Estamos preparados para eso".

Según Lencinas, "por suerte viene el invierno, va a disminuir la actividad del mosquito, pero es el momento en el que tenemos que trabajar más para concientizar a la gente " y reiteró que "no hay que automedicarse" ante un brote febril, sino "ir inmediatamente al médico".

En tanto, en Rosario, el secretario de Salud Pública, Luis Dimenza, confirmó hoy la existencia en la ciudad de cuatro casos autóctonos de dengue, además de otros dos en la limítrofe localidad de Pérez.

Comentá la nota