Indignación de una madre por falta de suero antiofídico en el partido de Torquinst

El pasado 24 de diciembre una víbora pico a su chiquito de 3 años cuando paseaban por el Parque Provincial de Torquinst. Ni en Villa Ventana, ni en Sierra de la Ventana tenían el suero necesario para tratarlo.
Si bien su hijo está ahora fuera de peligro, la indignación de Claudia no pasa, ya que frente a una emergencia, ninguna autoridad serrana pudo darle el antídoto que su hijo necesitaba.

“Fuimos al Parque Torquinst a pasar la navidad y cuando paseábamos a la tarde una yarará pico a mi hijo de tres años”, relató la mujer quien tras el incidente llevó al nene a sala médica más cercana, la de Villa Ventana, a unos 10 kilómetros del lugar.

Allí una doctora les dijo que no tenían el suero antiofídico necesario y que tampoco lo iban a encontrar en Sierra de la Ventana, por lo que el chiquito debía ser trasladado al Hospital Penna de nuestra ciudad.

Una vez en Bahía Blanca, con el cuerpo del nene cada vez más inflamado, las autoridades del Penna le informaron que tampoco allí tenían el suero, que el paciente debía ser derivado al Hospital Municipal. Finalmente el pequeño recibió la curación necesaria y afortunadamente hoy su evolución es favorable.

“Sólo le pido al intendente de Torquinst que se ponga las pilas, para que esto no vuelva a ocurrir, ni con un nene ni común adulto, porque de verdad que es una situación desesperante”, sostuvo Claudia, mamá de Joaquín Robles.

Comentá la nota