Indignación por fuertes aumentos en las facturas de gas

En algunos casos, las subas son del 400% con respecto al mismo período del año anterior. A diferencia de lo ocurrido en otros distritos, el Departamento Ejecutivo y el Concejo Deliberante aún no tomaron una postura sobre el tema.
Desconcierto y bronca fueron las sensaciones comunes entre los vecinos que días atrás recibieron la factura del servicio de gas domiciliario, algo parecido a lo ocurrido a fines del año pasado, cuando el incremento se posó en las tarifas de energía eléctrica.

Para muchos bolsillos lujanenses, este nuevo "tarifazo" representa una suba que alcanza el 400% con respecto al mismo período del año anterior.

De acuerdo a un comunicado de la empresa Gas Ban, que llegó a esta redacción luego de varios intentos por obtener una información oficial, el 78% de sus clientes están exentos de la aplicación del cargo del Decreto 2067/08, sancionado por el gobierno nacional en noviembre pasado.

La firma distribuidora opera en 30 partidos de la zona norte y oeste de la provincia de Buenos Aires. Como la sucursal local no cuenta con un servicio de información –y toda consulta al respecto debe ser realizada en la ciudad de Morón-, resulta imposible determinar el número de lujanenses afectados por los exorbitantes incrementos.

De acuerdo a la información difundida por Gas Ban, el decreto promulgado por el Poder Ejecutivo nacional -cuyo objetivo primordial es atender las importaciones de gas natural para garantizar el abastecimiento interno, reducir el nivel de subsidios que debe afrontar el Estado Nacional y fomentar el uso racional de la energía- "sólo se aplica a los clientes de mayores consumos, categorizados como R3 3 y R3 4, es decir, aquellos que tienen mayor capacidad de ahorro energético, dado que consumen más de 1501 m3 al año y que en su conjunto no superan el 22% del total de los clientes de la distribuidora".

SORPRESA

Desde fines de la semana pasada, varios vecinos se comunicaron a esta redacción para informar sobre el incremento registrado en sus boletas de gas correspondientes al bimestre mayo-junio, y preguntar dónde poder realizar algún tipo de queja.

De la misma manera, cuando un periodista se acercó al local que Gas Ban tiene en la calle Francia, se encontró con varias personas que esperaban obtener una respuesta capaz de explicar el inesperado aumento. Un trabajador de la firma repetía el mismo procedimiento para todos los clientes: anticipaba una breve explicación y luego aconsejaba llamar a un 0800 donde se obtendrían mayores detalles de la disposición concretada a fines del año pasado por la gestión de Cristina Fernández de Kirchner.

"Por un lado el gobierno auspicia la compra de electrodomésticos y otros artefactos, pero por otro te castiga si consumís mucho gas y electricidad", se descargaba un anciano ante el grabador de este medio.

En general, los vecinos cuyas facturas registraron importantes aumentos mostraron absoluto desconocimiento tanto de los motivos de las subas como del lugar exacto para presentar una queja.

En este sentido, y a diferencia de lo ocurrido en otros distritos, el Departamento Ejecutivo aún no fijó una posición al respecto. Fuentes consultadas por EL CIVISMO explicaron que el gobierno encabezado por la intendenta Graciela Rosso espera una definición del Congreso Nacional antes de iniciar cualquier tipo de acción.

De la misma manera, se desconoce el papel que desempeñará la Dirección de Defensa al Consumidor, el único organismo público del partido con atribuciones directas para intervenir. El jueves, EL CIVISMO intentó contactarse con la titular de esa dependencia, Gabriela Marti. De acuerdo a lo informado por una empleada de la Dirección, recién el lunes la funcionaria estará disponible para dialogar con este medio.

Por otra parte, hasta el cierre de esta nota, el Concejo Deliberante mantenía la misma inacción que el Ejecutivo. De cualquier manera, algunos concejales manifestaron a este bisemanario la intención de elaborar, entre el conjunto de los bloques, algún tipo de resolución.

En otros distritos, en cambio, la situación para los usuarios es considerablemente más favorable. En Pilar, por ejemplo, la Defensoría del Pueblo es la encargada de recoger los reclamos de los usuarios del servicio de gas. Ante ese panorama, el ómbudsman de ese partido, Orlando Bargaglio, presentó un recurso de amparo al juez de Campana Federico Faggionato Márquez. La medida judicial prohíbe a la empresa distribuidora realizar cortes por falta de pago. Una causa similar elevada por el municipio de Escobar consiguió un fallo a su favor que impide que se produzcan interrupciones en el servicio hasta tanto exista una sentencia definitiva sobre el aumento.

Comentá la nota