Indignación por el "alimento contaminado" que habría enviado el gobierno de Scioli a Mar del Plata

Luego de que denunciaran haber recibido alimentos contaminados "con gorgojos", las organizaciones sociales MTR, Barrios Unidos en Lucha, PO, Nueva Esperanza y CCC manifestaron este lunes su malestar por el "bochorno" del gobierno bonaerense.
En declaraciones a 0223.com.ar, representantes de las entidades reclamaron la "entrega inmediata de alimentos escondidos en los depósitos" municipales y subrayaron que "la desesperación de la gente es tal que podría haber saqueos". También acusaron a la dirigencia política de utilizar el "hambre de la gente" con fines electoralistas: "Dejan que se mueran de hambre para después extorsionarlos con comida por un voto", advirtieron.

A través de un comunicado de prensa, tal como adelantó 0223.com.ar, las organizaciones sociales Movimiento Teresa Rodríguez, Barrios Unidos en Lucha , Polo Obrero, Nueva Esperanza y Corriente Clasista y Combativa denunciaron que "autoridades de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires conjuntamente con la Secretaría de Desarrollo Social de Mar del Plata, entregaron alimentos contaminados con insectos vulgarmente llamados gorgojos".

Específicamente, las organizaciones afectadas fueron Nueva Esperanza y Barrios Unidos en Lucha, cuyos integrantes, en el primer caso, se ocupan de dividir las partidas en bolsones para repartir entre casi un centenar de familias; mientras que en el segundo, lo recibido de Provincia se destina para la elaboración de almuerzo y cena de un comedor comunitario al que acuden otras 20 familias.

En declaraciones a 0223.com.ar, Roberto Eduardo Correa, integrante de Barrios Unidos en Lucha denunció que "entre 80 y 90 familias recibieron de Provincia unos 1500 kilos de fideos, polenta, azúcar y yerba contaminados con gorgojos".

"Hacía tres meses que no recibíamos nada, aunque el acuerdo es que debe ser mensual, y esta vez la comida que recibimos está en mal estado", detalló el dirigente social, al tiempo que aseguró que, en algunos casos, "la gente preparó un guiso, y con lo que cuesta hoy en día hacer una comida de esas características para una familia grande, tuvo que tirar todo a la basura".

Asimismo, Correa relató que al presentarse este lunes en Desarrollo Social de la Comuna, "vimos que en el depósito tenían una buena cantidad de mercadería apilada y con una cantidad impresionante de insectos. Lo grave es que la mercadería que está en buen estado termina contaminándose por los lotes con bichos".

En ese contexto, explicó que les solicitaron a las autoridades municipales "el cambio de los alimentos así como la entrega inmediata de la mercadería que tienen en el depósito porque hay centenares de familias con muchísimas necesidades". "Cuando pedimos calzados para que los chicos vayan a la escuela o chapas y tirantes para terminar nuestras casas nos dicen que no hay, pero vemos que ese lugar está lleno de todas esas cosas; es una injusticia, pero guardan las cosas para las campañas políticas en lugar de dárselas en tiempo y forma a la gente que lo necesita", criticó.

En ese sentido, el dirigente social reparó en la posibilidad de "clientelismo" ante el "hambre de centenares de personas" y en medio de un año electoral. "Sabemos claramente que quieren comprar a la gente con un poco de alimento, los dejan que se caguen de hambre para después extorsionarlos con comida y a veces no llegan y las cosas se les pudren, como en este caso", observó.

"También vimos que tienen guardados miles de litros de leche podrida, mientras hay chicos que hace tiempo no toman un vaso de leche. La gente asombrada veía los frascos de mermeladas, pañales, útiles escolares, calzados; todas cosas que jamás llegan a los barrios", lamentó y admitió que dicha situación podrían desencadenar en "un saqueo porque todos ven las injusticias que se cometen, y ante la necesidad, se quieren llevar todo".

En tanto, tuvo duros conceptos hacia el Secretario de Salud de la Comuna , Dr. Alejandro Ferro y la titular de la Secretaría de Desarrollo Social, María del Carmen Viñas: "Queda claro otra vez que la clase política de lo peor. Nos dijeron que van a presentar un informe, pero en realidad se lavan las manos y no se hacen cargo del desastre que están haciendo", apuntó.

A su vez, Paola Tounou, representante de la otra organización social denunciante, aseveró en diálogo con este vespertino digital que "es muy grande la indignación que tenemos, ya que debimos cerrar nuestros comedores por la invasión de gorgojos que se generó a partir de estos alimentos contaminados".

Además, indicó que la presencia de la plaga en los productos tuvo efectos negativos sobre la salud de algunos de los beneficiarios": "Hay gente enferma, chicos con diarrea y vómitos; una de nuestras compañeras tiene a sus bebés de 1 y 2 años con vómitos, diarrea y fiebre, que sería como consecuencia de haber consumido fideos en mal estado", denunció.

"Estamos muy indignados porque hacen campaña política con la necesidad de la gente, en lugar de entregar los alimentos a los comedores, a las escuelas y a los centros de salud", expresó y enumeró la cantidad de mercadería de la que debieron deshacerse en los últimos días: "Hemos tenido que retirar del comedor 2 carros y 180 paquetes de tallarines de 6 kilos cada uno, 10 packs de polenta y 20 packs con 20 paquetes de yerba y harina; unos 2000 kilos de comida".

Finalmente, Tounou manifestó que "esto es un bochorno total" y remarcó que dicha cuestión "nos angustia porque somos gente pobre y ellos esconden los alimentos".

Por su parte, el dirigente del Movimiento Libres del Sur, Juan Pablo Malaguti, indicó que "en la segunda mitad del 2009 se avecina el impacto más profundo de la crisis internacional para el país; ya los marplatenses hemos visto la merma turística en la temporada, el puerto sigue en su declive productiva, con cientos de trabajadores en la calle; aumenta el desempleo y los presupuestos de las áreas de la municipalidad corren en desventaja ante el aumento de precio de los insumos".

En un comunicado de prensa, Malaguti remarcó que "la Secretaría de Desarrollo Social a cargo de María del Carmen Viñas aceptó una reducción de su presupuesto del 2% respecto al año pasado, en un año donde se espera el crecimiento de la demanda de asistencia por parte de los sectores que ya hoy están siendo marginados del sistema formal e informal de empleo, sumado a la gran cantidad de marplatenses que aún en los últimos años de recuperación económica no lograron salir de la pobreza e indigencia".

Puntualizó que "no obstante este desbarajuste de prioridades presupuestarias, aceptada sin vacilaciones por la funcionaria que encabeza el área más sensible respecto a la contención de los más desprotegidos, nos encontramos con la pérdida inescrupulosa de 7000 kilos de leche en polvo, que desde agosto del 2008 estaban almacenados en el depósito de la Secretaría de Desarrollo Social, los cuales no solamente no fueron entregados en los últimos 8 meses a las miles de familias indigentes de Mar del Plata para poder saciar el hambre de sus hijos, sino que se dejó vencer un recurso de alta demanda social, y de un alto costo presupuestario para el Estado, ya que si calculamos que en promedio un kilo de leche en polvo cuesta unos $18 (en el mejor de los casos), estamos hablando de casi $130.000 que se tiraron, destinados a frenar el hambre. Dinero que aportamos todos los marplatenses".

A su vez, subrayó que "este recurso se encontraba bajo la órbita de Desarrollo Social, su administración no de origen, sino de almacenamiento y control dependía de María del Carmen Viñas, que no solo no advirtió a la Secretaría de Salud del vencimiento, sino que la misma Secretaría de Desarrollo Social por lo menos podría haber utilizado el recurso antes de su vencimiento. Evidentemente la burocracia con la que se manejan permitió que antes que un niño marplatense reciba una ayuda alimentaria, esta se venciera. No hace falta agregar más a esta cuestión. Basta recordar la shokeante imagen del derramemiento de leche en el paro de la patronal agropecuaria para tomar dimensión de lo que estamos hablando. Es evidente el grado de responsabilidad política de la Sra. Secretaria de Desarrollo Social ante esta barbaridad ocurrida en su gestión. No queda otra alternativa ética más que esta funcionaria pública renuncie, o en su defecto que el Ejecutivo Municipal la separe de su cargo; de lo contrario estaremos asistiendo a uno de los casos mas graves de impunidad respecto a la incapacidad de gestión de un funcionario público que derrocha los recursos más urgentes para el sector social más vulnerable de nuestra ciudad: los niños y niñas pobres".

"Pedimos entonces la renuncia de Carmen Viñas, y acompañamos el pedido de informe realizado en el Concejo Deliberante, no en función de que se le endilgue este bochornoso incidente a algún empleado, sino para que de una vez por todas salga a la luz la burocracia, la falta de planificación y de acción que anidan la Secretaría de Desarrollo Social, que desde hace tiempo venimos denunciando, y que soportan los sectores más humildes", finaliza el texto.

Comentá la nota