Indignación en Alderetes por el programa "Argentina trabaja"

Los vecinos dicen que les piden parte del sueldo y que los políticos pusieron familiares. Un edil minimizó los incidentes pero admitió que "se despertó un gigante dormido", en relación al desempleo.
Los teléfonos no paraban de sonar. Vecinos de Alderetes, que pidieron no identificarse, se comunicaron con LA GACETA y contaron que frente a la biblioteca municipal de esa ciudad se registraron incidentes. El motivo habría sido la exposición de las listas oficiales con los beneficiarios de esa ciudad incluidos enel programa "Argentina trabaja". Los manifestantes insultaron a varios oficialistas. Algunos dirigentes, incluso, se habrían resguardado dentro del edificio hasta la noche, cuando se dispersó el grupo que protestaba.

En Tucumán, este plan nacional implica la creación de 250 cooperativas (de 60 personas cada una), que deberán realizar obras y servicios públicos. Cada miembro recibirá una remuneración $ 1.200, y a la cooperativa, a su vez, le mandarán $ 250 mensuales por persona, que se acumularán durante los seis meses que dura el proyecto para ser entregados al final. Los postulantes no deben tener ingresos ni gozar de un plan social. En la puesta en marcha del plan trabajarán los ministerios del Interior y de Desarrollo Social.

"Algunos vivos"

Ante versiones sobre la aparición de oportunistas, el gobernador, José Alperovich, había advertido el jueves a la gente para que no se deje engañar. "Algunos vivos están pidiendo plata y que dividan el sueldo. No hay que dar plata a nadie: aquí no hay intermediarios", había puntualizado.

Precisamente, esta es una de las denuncias que se escucharon durante la protesta en Alderetes. "Es una vergüenza: todos los que salieron son familiares de los políticos. Encima, a unos les dijeron que cuando cobren se les retendrían $ 300; a otros, $ 400; y a otros, el primer sueldo entero", dijo una vecina de la biblioteca.

Según relató otro testigo, el tumulto comenzó a las 14 del viernes. "Hubo gritos, insultos; era mucha gente", contó. Dijo que los ánimos se calmaron cuando funcionarios prometieron colgar una segunda nómina. "Pero a las 18, cuando pusieron la nueva lista, la bronca fue peor porque también incluía parientes", añadió.

El ex presidente del Concejo Deliberante de Alderetes Carlos Martínez (PJ) minimizó los incidentes. "Se dieron los problemas lógicos de la gente que quiere saber si salió o no y se amontona en la puerta; discute, pero nada fuera de lo normal", afirmó. Respecto de la presunta inclusión de familiares, admitió que le llegaron rumores, pero que no podía confirmarlos: "no conozco; yo armé una cooperativa, pero no puse a mi familia sino a la gente que más lo necesita, y eso está a la vista. Hay muchos comentarios; dicen que hay hijos de funcionarios, pero no sé. Honestamente, no vi todos los padrones".

El edil relacionó el malestar de la gente con la necesidad laboral. "Se ha despertado un gigante dormido, que es el desempleo; esa es la verdad... nosotros hacemos lo que podemos. Como políticos tenemos que aguantar el chubasco", expresó. Martínez también rechazó de plano la supuesta retención de dinero a los cooperativistas. "La gente va a recibir una tarjeta magnética; que cobren y se lleven la plata, hay que ser muy infeliz para sacarle plata a la gente", expresó.

Comentá la nota