"La indiferencia de pocos contra el bienestar social de muchos"

Cristina Fernández de Kirchner colocó con este programa en un lugar prioritario el debate y la acción política acerca de cómo enfrentar la "cuestión social"
La implementación de la "Asignación Universal por Hijo" representa en primer término una evolución hacia el diseño de políticas de protección social en nuestro País.

En tal sentido, el Decreto 1602/09 dictado por la Presidente Cristina Fernández de Kirchner, colocó con este programa en un lugar prioritario el debate y la acción política acerca de cómo enfrentar la "cuestión social".

Esta iniciativa fragua en una política pública un debate sobre un ingreso universal a la niñez que venia dándose entre diversos sectores, religiosos, sociales, académicos, gremiales y políticos .

Tenemos que considerar, que la preocupación por atender aspectos de salud y educación, implica un reconocimiento a la variada dimensionalidad de los problemas sociales.

La cuestión social abarca no solamente el aspecto de los ingresos, por eso nunca termina y se acaba en ellos. Esto sobrelleva un avance hacia la corresponsabilidad, por parte de las Familias y el Estado, en garantizar el bienestar de los niñas/os y adolescentes del País.

Por un lado, las familias deben asumir el compromiso de atender el bienestar de sus hijos, mediante el cumplimiento de controles sanitarios y el plan de vacunación obligatoria, así como la concurrencia a establecimientos escolares, por el otro lado el Estado tiene que asegurar el acceso a servicios y bienes de calidad que garanticen el bienestar social y una justicia distributiva.

Destacamos el rol fundamental que asumirá el ANSES, tanto por su competencia, especialmente en lo referente a las asignaciones familiares, como por su cobertura de gestión en todo el territorio nacional.

Resulta, necesario entonces destacar la importancia de fortalecer la coordinación entre las intervenciones sociales que atienden a sectores vulnerables, así como la articulación entre los distintos niveles de gobierno (nacional, provincial y municipal).

Por esto la "Asignación Universal por Hijo" constituye una medida puntual que contribuye a mejorar la situación social de familias que hasta el momento no eran alcanzadas por prestaciones contributivas o no contributivas.

Si bien queda mucho por recorrer, para articular las diversas dimensiones que hacen al bienestar de la población, ya es un avance que se amplíe el actual Régimen de Asignaciones Familiares por Hijo, a través de un componente no contributivo, asegurando con ello un ingreso en cada hogar y articulando medidas que buscan solucionar cuestiones difíciles de resolver, como la capacidad de retención del sistema escolar y el acceso universal a servicios de salud, que analizados a la luz de las políticas publicas en la Provincia de Formosa, nos aparecen como algo concreto e integrado a nuestro sistema político, social, local.

En definitiva, es necesario avanzar entre todos hacia un sistema integral, de protección social con equidad y crecimiento y con ello, seguramente lograremos solidariamente una reversión de la miseria, de la postergación y de la decadencia, responsabilidad directa de quienes pregonan y valoran el individualismo, egoísmo, la egolatría, lo material, lo privado, la excelencia, la prestancia por encima de la necesidad de los niños y personas de carne y hueso.

Comentá la nota