La APA indicó que las aguas se escurrieron con normalidad luego de las lluvias de la madrugada

De acuerdos con los datos de la Administración Provincial del Agua (APA), en toda la zona del Gran Resistencia llovió en promedio unos 30 milímetros, registrándose en Resistencia y Barranqueras 12 y 19 milímetros respectivamente. La titular del organismo, Cristina Magnano, informó que las estaciones de bombeo funcionaron con total normalidad, de la misma manera que el sistema de escurrimiento que no registró inconvenientes.

La titular de la Administración Provincial del Agua, Cristina Magnano, aseguró que después de las lluvias en la madrugada de este domingo, el agua escurrió normalmente. Desde la APA controlan el nivel del río Paraná, que se mantiene en lento pero constante crecimiento.

Según los datos aportados desde la Administración Provincial del Agua (APA), en toda la región que abarca el Gran Resistencia, llovió en promedio unos 30 milímetros, registrándose en Resistencia y Barranqueras 12 y 19 milímetros respectivamente. La titular del organismo, Cristina Magnazo, informó que las estaciones de bombeo funcionaron con total normalidad, de la misma manera que el sistema de escurrimiento, que no registró inconvenientes.

De la misma manera, se anunció que los canales de la zona Sur del Gran Resistencia también escurrieron y funcionaron bien, y que el canal de la avenida Soberanía funcionó sin ningún problema, con las compuertas abiertas en la obra de control del canal para que el agua escurra por gravedad. En las estaciones de bombeo de la zona Norte del Gran Resistencia, las compuertas en cada una de ellas se mantienen cerradas y las bombas funcionaron durante las lluvias.

DIQUE REGULADOR

Asimismo, Magnazo informó que las compuertas del Dique Regulador del río Negro en Barranqueras continúan abiertas pero que serán cerradas, ya que en los últimos días el nivel del río Negro se fue estabilizando con el del río Paraná, que aumenta pocos centímetros por día. "Los niveles de ambos ríos están casi en horizontal", dijo Magnano y agregó desde Barranqueras hasta la Ruta 11 no hay desnivel, así que el agua dejó de salir por gravedad.

Las tareas que se llevarán adelante próximamente tienen que ver con el cerramiento total de las compuertas del dique regulador y continuar el trabajo con las bombas para que el río Negro quede en un nivel bajo. De esta manera, buscarán deprimirlo todo lo que se pueda, poniendo en marcha de manera progresiva, las bombas de la obra hasta llegar al máximo de operación.

Comentá la nota