Indican que el Tribunal de Cuentas ya aplicó multas por documentación faltante en la rendición.

La concejal desarrollista Teresa Lawler dio a conocer ayer que con fecha 29 de abril llegó a los funcionarios aplicando una serie de multas que van de 3.400 a 3.600 pesos, según sea el Intendente o la contadora Valeria Arata –funcionaria del área contable del Municipio- ya que "cuando elevaron la rendición de cuentas del año 2007, no hicieron lo mismo con una serie de formularios y documentación como el registro de proveedores, contrato de licitaciones o registro de personal, entre otras documentaciones, por lo que no fue aprobada y llegaron estas multas", explicó la edil.
Mencionó que otro motivo del dictamen del organismo de contralor figura en "el no uso de sistemas referidos a los bienes físico y sus respectivas amortizaciones".

Agregó Lawler que "existe quince días de plazos, ya vencidos, para volver a presentar todo esto y ver qué decisión definitiva toma el Tribunal de Cuentas ya que al existir un problema de este tipo, que genera la no aprobación de una rendición, aplica sanciones que pueden ser un llamado de atención, una amonestación o una multa en pesos".

Asimismo, al ser consultada sobre la posición adoptada por los concejales Magdalena Ricchini (Coalición Cívica), Adrián Feldman (Reencuentro por Junín) y Gustavo Traverso (Frente para la Victoria) para pedir –con vistas al análisis de la rendición de cuentas 2008 del Municipio juninense- la recusación del integrante del Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires, Héctor Giecco, en caso de que éste no se excuse, Lawler –a título personal- dijo que "no me voy a adherir a esta situación, porque el expediente que llegó el 29 de abril, lleva el número 3.059.0/2007 y menciona que el Tribunal de Cuentas analizó todo el gasto efectuado por el municipio y cómo recaudó sus recursos en el año 2007. La persona que firma esto es el contador Héctor Giecco, quien, si en tiempos donde la rendición fue aprobado, hizo este trabajo y llegó a la conclusión mencionada, quién nos hace dudar a nosotros de que este año no la haga porque la rendición no salió aprobada".

"Conozco al contador Héctor Giecco y sé de su integridad y capacidad por lo que de ninguna manera yo pediré su recusación", enfatizó.

Fundamentos

del voto negativo

Volvió a justificar la no aprobación de la rendición de cuentas 2008 en la "no presentación de una serie de documentos y sistemas. Como concejales, a nosotros y a cualquier personal, nos resulta difícil acceder a la información, a pesar de existir legislación que respalda el derecho de analizar documentación pública", señaló.

Lawler también mencionó que el voto negativo estuvo fundado en "partidas que no están valuadas como, a nuestro criterio, deberían estarlo".

Comentá la nota