Por indicación médica, Cristina postergó viaje a Cuba y Venezuela.

A raíz de su estado de salud, Cristina debió suspender hasta el próximo domingo 18 de enero su viaje a Cuba, cuyo presidente Raúl Castro pidió que la mandataria no sintiera "pena" por la postergación y advirtió que "lo importante es que ella se recupere".
El jefe de Estado cubano pronunció esta frase durante una conversación telefónica con el canciller Jorge Taiana, quien lo contactó para avisarle de las recomendaciones médicas que le habían hecho a Cristina durante la tarde en la residencia de Olivos, según informaron fuentes oficiales.

Los mismos voceros agregaron que el próximo domingo 18 de enero Cristina viajará hacia La Habana, luego de que se debiera posponerlo hoy a raíz de la descompensación que sufrió este jueves.

De acuerdo al parte oficial, el médico presidencial, Luis Buonomo, le ordenó a la Jefa de Estado "continuar con el reposo a raíz del cuadro de lipotimia presentado ayer" jueves.

Fuentes de la Cancillería expresaron que Castro aceptó rápidamente la modificación de la agenda y manifestó su deseo de "que la Presidenta logre una rápida recuperación".

"Que (Cristina) no tenga ninguna pena por esta postergación, ya que lo fundamental ahora es que ella se recupere", afirmó el mandatario cubano en la conversación con Taiana.

Pese a la reprogramación del viaje, ambos gobiernos no modificarán el esquema de agenda que estaba acordado, incluida la visita a Caracas.

De esta forma, se espera que dentro de diez días Cristina tenga finalmente su encuentro con Raúl Castro, en cuyo marco la Presidenta plantearía el reclamo de la médica disidente Hilda Molina, a quien desde 1994 el Gobierno cubano le impide salir del país para viajar a la Argentina y visitar a su hijo y a sus dos nietos, a quienes no conoce.

Ese tema desató un conflicto entre ambos países y tensó las relaciones bilaterales en los últimos tres años, especialmente luego de que en 2006 el ex presidente Néstor Kirchner le pidiera públicamente a Fidel Castro que dejara salir a Molina de Cuba para que se reencontrara con sus familiares.

El Gobierno argentino espera ahora un gesto de parte de Raúl Castro, quien en medio del proceso de apertura que se busca implementar en la isla, podría finalmente permitirle a Molina salir del país, sanando también las diferencias con Argentina.

En su estadía en la isla -que coincide con el 50 aniversario de la revolución cubana-, Cristina también tenía previsto firmar con Castro acuerdos de cooperación en áreas como medicina, ciencia y trabajo, informaron fuentes oficiales.

La comitiva que la acompañará estará integrada por el canciller Jorge Taiana; los ministros Julio De Vido (Planificación), Carlos Tomada (Trabajo), Lino Barañao (Ciencia y Tecnología), y Graciela Ocaña (Salud); y los gobernadores Maurice Closs (Misiones) y Fabiana Ríos (Tierra del Fuego).

También estarán en la delegación los legisladores, Miguel Ángel Pichetto, Edgardo Depetris, Ariel Basteiro y Pedro Guastavino; el vocero presidencial Miguel Nuñez; y el ex gobernador santafesino Jorge Obeid; entre otros.

La visita de la Presidenta a Cuba finalizará cuando parta rumbo a Venezuela, para encontrarse con su par Hugo Chávez, en el marco de una estadía de menos de 48 horas en ese país.

Comentá la nota