India continúa críticas a Pakistán: ahora lo acusa de actuar "irresponsablemente"

El primer ministro indio, Manmohan Singh, acusó a Pakistán de actuar irresponsablemente y dijo que los ataques de Bombay en noviembre deben haber tenido apoyo de algunas de las agencias oficiales de su vecino con poderío nuclear.
Los comentarios de Singh se inscriben en las críticas casi diarias del Gobierno indio a Pakistán, que indican que Nueva Delhi está cada vez más frustrado por lo que ve como lentitud de Islamabad para identificar y arrestar a los organizadores del ataque.

India acusa a militantes pakistaníes por los ataques coordinados del 10 de noviembre, en los que hombres armados mataron a 179 personas, reavivando las tensiones entre dos naciones que han luchado tres guerras desde 1947. Pakistán niega que alguna agencia estatal haya estado involucrada en los atentados.

Singh dijo que las investigaciones, entre ellas algunas de agencias de inteligencia de países extranjeros cuyos ciudadanos murieron en el ataque, habían sugerido complicidad oficial.

"Hay suficiente evidencia para demostrar que, dada la sofisticación y precisión militar del ataque, debe haber tenido el apoyo de algunas agencias oficiales en Pakistán", dijo.

India envió evidencia a Pakistán que dijo vinculaba a militantes pakistaníes con los ataques, como datos desde teléfonos satelitales y lo que describe como la confesión de un atacante sobreviviente.

Sin embargo, Pakistán rechazó las acusaciones del primer ministro indio sobre las agencias pakistaníes.

"El Gobierno de Pakistán enfáticamente rechaza las desafortunadas acusaciones contra Pakistán realizadas por el primer ministro de India", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores en una declaración.

"En lugar de responder positivamente a la oferta pakistaní de cooperación y propuestas constructivas, India ha elegido embarcarse en una ofensiva de propaganda", añadió.

La evidencia recogida tras los ataques también fue enviada a países cuyos ciudadanos fueron víctimas de los atentados, como Estados Unidos, mientras India intenta acorralar diplomáticamente a Pakistán para que lleve a los perpetradores a la justicia.

El Gobierno pakistaní, que condenó los ataques y los adjudicó a "actores no estatales", volvió a instar a la cooperación en la lucha contra el terrorismo.

"Tenemos que superar el juego de echarnos culpas", dijo la ministra de Información Sherry Rehman. "Estamos firmemente decididos a garantizar que actores no estatales no usen el suelo pakistaní para lanzar ataques terroristas en ningún lugar del mundo", dijo.

Comentá la nota