India ataca y hunde un barco pirata en la costa de Somalia

Una fragata de la Marina india respondió a los disparos de una embarcación comandada por piratas, que terminó incendiándose. Mientras, continúan las negociaciones por el petrolero saudí secuestrado el sábado con dos millones de barriles de crudo a bordo.
La situación en el Golfo de Adén se torna cada vez más tensa. Las últimas noticias indican que una embarcación India hundió a uno de los barcos piratas que se encontraban en las costas de Somalia. Mientras, continúan las negociaciones por el petrolero saudí con dos millones de barriles de crudo a bordo.

Ocurrió cuando el barco de la Marina de India, la fragata "INS Tabar", descubrió anoche un "barco nodriza" de los piratas y le exigió que se detuviera en varias ocasiones. La respuesta del barco fue que haría estallar el buque de guerra si se acercaba. Luego, los piratas dispararon y el "INS Tabar" respondió "en defensa propia" y hundió la nave pirata.

El Ministerio de Defensa informó en Nueva Delhi además que previamente habían visto en la cubierta del barco a hombres con lanzagranadas y rifles. Después del ataque, se inició un incendio que seguramente provocó la explosión de armamentos.

Dos lanchas rápidas huyeron del barco pirata. Una de ellas escapó y la otra fue encontrada más tarde vacía. La semana pasada, el "INS Tabar" logró evitar dos ataques piratas, uno contra un carguero comercial indio y otro saudí.

En tanto, los secuestradores del buque saudí "Sirius Star", dijo en una grabación

enviada al canal Al Jazeera que "una vez que acepten el rescate, será llevado en efectivo al petrolero".

El "Sirius Star", secuestrado el sábado a unos 830 kilómetros al sudeste de Mombasa, Kenia, con 25 tripulantes a bordo y que lleva un cargamento de dos millones de barriles de petróleo, se encuentra anclado en el puerto somalí de Harardhere. Este lugar está a 400 kilómetros del bastión pirata de Eyl, donde

los secuestradores a menudo llevan a los barcos y mantienen alejados a los buques militares usando a las tripulaciones como rehenes.

Este barco saudí es hasta ahora la captura más sustanciosa de los piratas, lograda pese a las patrullas en la zona.

Por otra parte, se supo hoy que ayer fueron en total tres los buques secuestrados. Hasta ahora se sabía del carguero de Hong Kong, pero se informó que también fueron capturados otros dos, uno griego y otro tailandés.

El carguero de Hong Kong, operado por una compañía iraní, viajaba con 25 marineros a bordo. Otro, con bandera de Tailandia, lo hacía con 16 tripulantes. Del tercero, de procedencia griega, todavía se sabe muy poco. "No tenemos idea de cuánta gente va a bordo ni del nombre de la embarcación", afirmó Andrew Mwangura, director del Programa de Asistencia Marítima (PAM), con sede en el puerto keniano de Mombasa.

Los piratas somalíes utilizan lanchas rápidas para acercarse a los barcos y abordarlos, tras lo cual amenazan a los tripulantes con sus armas y se hacen con el control de los buques. Además, cuentan con cómplices en tierra que utilizan equipos de alta tecnología para captar comunicaciones y hacer el seguimiento de los buques.

Desde enero pasado se han producido 95 ataques piratas en la zona, de los cuales al menos 33 terminaron con el secuestro del barco. Actualmente, 17 naves permanecen en manos de los piratas, con más de 300 marineros en su poder.

Comentá la nota