India advirtió que Pakistán pagará un "gran precio" en caso de otro atentado

El ministro indio del Interior, Chidambaram, advirtió a Pakistán que, en caso de que se produjera otro atentado terrorista similar al de Bombay, el país vecino pagaría un "enorme precio", aunque descartó hablar de la vía bélica.
En una entrevista con el canal privado "NDTV", ampliamente recogida por los medios indios, Chidambaram declaró que Islamabad debe encargarse de que ciudadanos paquistaníes no vuelvan a atentar contra la India.

"El precio que pagarían si esto se repite sería enorme", aseveró el recién nombrado ministro del Interior. "No he dicho la palabra guerra", precisó al ser requerido sobre el alcance de sus declaraciones.

Aunque la India, que atribuye la masacre terrorista de Bombay de finales de noviembre al grupo cachemir Lashkar-e-Toiba, asegura que los terroristas que perpetraron el ataque son paquistaníes, Islamabad pide pruebas al respecto.

Chidambaram, además, apuntó hoy que "alguien que está familiarizado con la inteligencia y con las operaciones de comandos ha dirigido la operación. No se puede tratar de actores no estatales".

"De hecho, presumo que son actores estatales o actores ayudados por el Estado, hasta que se demuestre lo contrario. Fue un crimen demasiado enorme y requirió una planificación elaborada, redes de comunicación y apoyo financiero. Fue una operación muy sofisticada", razonó.

Los atentados, que dejaron 179 muertos, se "planearon" desde "territorio paquistaní", según el ministro, que tiene previsto visitar Washington la semana que viene.

Respecto a la polémica suscitada sobre la nacionalidad del único detenido durante el asalto terrorista a Bombay -Islamabad asegura que no hay pruebas de que sea paquistaní-, Chidambaram sugirió la posibilidad de comparar el ADN de Ajmal Amir Kasab con el de su padre para demostrar que es paquistaní. "Su ADN está disponible. Si alguien compara los dos, se verá claro quién estaba en lo cierto y quién no", retó.

La India y Pakistán se han cruzado acusaciones y exigencias desde los atentados de Bombay y, mientras que el Ejército paquistaní ha decidido trasladar un número limitado de tropas hasta ahora "no operativas" a la frontera entre ambos países, Nueva Delhi ha dicho que su movimiento militar en las zonas limítrofes con su país vecino obedece a "ejercicios regulares de invierno".

Sin embargo, ambos Gobiernos se han negado en varias ocasiones a considerar la opción de la guerra.

Comentá la nota